Gobierno presentó reforma tributaria con equidad

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría presentó el proyecto de reforma tributaria con el que busca optimizar el cobro de impuestos y generar una equidad la cual consiste en que más personas pagarán tributos con el fin de mejorar las condiciones de vida de los más pobres.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría presentó el proyecto de reforma tributaria con el que busca optimizar el cobro de impuestos y generar una equidad la cual consiste en que más personas pagarán tributos con el fin de mejorar las condiciones de vida de los más pobres.

 

El articulado contempla la eliminación de tarifas diferenciales de IVA con lo que se pasa de siete a tres que serían 0 por ciento, la nueva del 5 por ciento y la usual del 16 por ciento. El funcionario dejó claro que la canasta familiar queda excluida y exenta por lo que aseguró que los nacionales pueden estar tranquilos.

 

Precisa que contario a todo, reduce las tarifas de insumos que tienen como finalidad la producción agropecuaria, generando con ello estímulos y apoyos a los empresarios del campo.     

 

La reforma que consta de cinco capítulos contempla a grandes rasgos la creación de un sistema impositivo que hará que quienes más ganen, paguen una mayor tasa efectiva de tributación.

 

El proyecto le da vida, si es aprobado, al Impuesto Mínimo Alternativo Nacional (IMAN) que impulsa una curva progresiva de tributación que conllevará a crear mayores tasas a mayores ingresos. Con esta medida, se establece un mínimo por debajo del cual no puede ubicarse a nadie.

 

“Con lo anterior se pone un piso para que no existan tasas de tributación reprochablemente bajas en los segmentos de ingresos más altos.

 

En lo que tiene que ver con impuestos a las sociedades, el Ministerio decidió que las empresas que actualmente pagan el 33 por ciento de impuesto de renta paguen en adelante 25 por ciento de este y el ocho por ciento restante será sustituido por un nuevo gravamen. Allí se establece la creación del Impuesto Para la Equidad (IE) con el que se remplazará una parte de los impuestos a la nómina que pagan las empresas. Establecido lo anterior, el empleador dejará de pagar los abortes al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), SENA y salud, que hoy asume por sus trabajadores de menos de diez salarios mínimos.

 

“De esta forma, la carga que hoy lleva la nómina, pasa a ser un impuesto a las utilidades, permitiéndole a los sectores intensivos en trabajo, crear más puestos firmales”, explicó Cárdenas.

 

 

IVA más flexible

El ejecutivo precisa que los insumos de las cadenas productivas agropecuarias pasarán del 16 al 5 por ciento para aliviar la carga de impuestos pagados que deban ser cobrados por la empresa, permitiendo descontar su pago del impuesto de renta.

 

Con esta figura se elimina la devolución de efectivo mejorando el flujo de caja de las compañías, favoreciendo ostensiblemente a las pequeñas y medianas empresas.

 

Precisa el Ministerio que permite descontar los IVAS de tarifas inferiores al 16 por ciento sobre insumos comercializados por cuanto actualmente dicho descuento es del mismo 16 por ciento.

 

El servicio de restaurantes pasa a la categoría de excluidos del impuesto, creando un gravamen al consumo del siete por ciento para esta partida.

 

El ejecutivo consideró importante y necesario crear un impuesto al consumo de lujo para los bienes que hoy se encuentran al 20 por ciento, 25 por ciento y 35 por ciento para que las tasas totales de impuesto se mantengan en esos niveles. Indica el jefe de las finanzas públicas que con esta decisión se combina el IVA con impuestos al consumo, justificando la eliminación de tres tarifas de IVA.

 

En el capítulo de ganancias ocasionales se reduce el impuesto a dichos lucros por la venta de activos poseídos por más de dos años, del 33 por ciento a una tarifa del 15 por ciento a la venta de sociedades y del 10 por ciento a la venta de activos.

 

“Por esta vía se busca estimular a la gente para que pague este impuesto y no diseñe figuras complejas y costosas para eludirlo”.

 

 

Chao elusión

El articulado del proyecto de reforma tributaria establece un conjunto de normas acordes con estándares internacionales, para ponerle freno a los tratamientos favorables de algunas empresas. Este capítulo le apunta a combatir la evasión y la elusión en aras de la equidad.

 

 

Que tal esto…

Según la cartera de Hacienda, en Colombia hay cerca 4.6 millones de contribuyentes que deben pagar el impuesto a la renta y tan solo el 1.1 millones declaran esta obligación impositiva. De este número cerca de 3.4 millones compensa el pago mayor con retenciones en la fuente.

 

Cabe anotar que el impuesto de renta indiscutiblemente bajará, pero con cargo a Impuesto Mínimo Alternativo Nacional (IMAN) que tiene tasas inferiores a las que paga actualmente.

 

Los expertos en economía anotan que esta reforma trastoca la política social al restarle pagos a la parafiscalidad, empero el ejecutivo aduce que las menores cargas para las empresas serán remplazadas por un impuesto a las utilidades. Para los técnicos del Ministerio no se desestimulará la generación de empleo formal.

 

Los dividendos, según el articulado no serán gravados y mantendrán el régimen existente.