Gobernadores se oponen a un posible protocolo de la protesta social

Los gobernadores le pidieron al Gobierno Nacional abstenerse de expedir la resolución que fija el protocolo para la protesta social en el país.

En un pronunciamiento hecho a través de la Federación Nacional de Departamentos, los mandatarios señalaron que una medida en ese sentido no sólo restringiría las libertades públicas, sino que invadiría la órbita de competencia de las autoridades territoriales.

Enfatizaron, en efecto, que los gobernadores y los alcaldes son los responsables de la preservación del orden público en sus respectivas jurisdicciones y a la vez los principales garantes del ejercicio de los derechos ciudadanos.

Anuncios

En ese orden de ideas, son ellos los habilitados por la Constitución y la ley que restringir derechos como la protesta solo cuando las circunstancias extremas y excepcionales lo aconsejen.

Los mandatarios hicieron un llamado al gobierno para que asuma en cambio las responsabilidades que competen al fuero presidencial como la protección efectiva de los líderes sociales que enfrentan permanentes riesgos contra su vida e integridad.

Los Gobernadores invitaron a que todo mecanismo y acción de regulación de la protesta social se haga bajo la consulta de la autoridades departamentales y municipales en la medida que las manifestaciones sociales en el territorio son propias del desarrollo de la Democracia y son los Gobernadores los llamados para identificar y comprender las dinámicas y particularidades de las manifestaciones de su población y los liderazgos sociales que de allí surgen.