Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Francisco Uribe: "Pedimos perdón al país por la muerte de Yuliana"

Desde primeras horas de este viernes, la Fiscalía General de la Nación interroga a los hermanos de Rafael Uribe Noguera, quienes dan sus versiones sobre las horas en las que pasaron en el apartamento familia en el que fue asesinada Yuliana Samboní. Hasta el momento, Catalina y Francisco Uribe Noguera no están vinculados formalmente al proceso penal, y por eso es clave la indagatoria que rendirán ante el ente acusador. En caso de demostrarse su participación en la alteración de la escena del crimen podrían afrontar penas de hasta 18 años de prisión.

Un nuevo capítulo está a punto de abrirse en el proceso del doloroso y atroz crimen de la niña Yuliana Andrea Samboní que tiene consternado a todo el país.

 

Anuncios

Desde las 10 AM, Francisco Uribe Noguera, hermano del principal sindicado del homicidio, tortura, secuestro y violación de la pequeña; responde en un interrogatorio de la Fiscalía sobre su participación en la presunta manipulación de la escena del crimen. A su llegada a los juzgados de Paloquemao, Francisco Uribe Noguera, atendió brevemente a los medios y afirmó sentirse compungido. “Estoy compungido por la muerte de Yuliana. Pedimos perd{on en nombre de la familia por todo lo que ha sucedido”, declaró, instsntes antes de verse con el fiscal. Cuando acabe su turno de respuestas, en torno a las 2.00 PM, le tocará a su hermana Catalina intentar esclarecer su participación o no en los actos de ocultación a la justicia que ya insinuara el Fiscal General en la noche del lunes.

 

Datos revelados por las autoridades indican Catalina y Francisco atendieron el llamado de su hermano Rafael Uribe Noguera la tarde del domingo 4 de diciembre, día en que se cometió el crimen de la menor. Ahora ambos hermanos deberán responder por su presunta participación en la alteración de la escena, tal como afirmó el Fiscal General de la Nación, Nestor Humberto Martínez.

 

Según la Fiscalía, fueron cinco horas las que habrían gastado los cómplices en intentar alterar lo que ocurrió en el apartamento de Rafael Uribe Noguera, antes de llevarlo a un centro médico, hacia las 9 de la noche del pasado domingo.

 

Los investigadores que llevan el caso informaron que el cadáver de la menor fue escondido en un pequeño cuarto, en uno de los baños, pero habría sido sacado de allí con ayuda de terceros, puesto al lado del jacuzzi, lavado para quitar los rastros de sangre, fluidos y posteriormente fue bañada en aceite de cocina, e incluso se le habría colocado un pijama.

 

(Fotos: Pruebas de la Fiscalía encontradas en vivienda de Rafael Uribe Noguera)

 

Cabe señalar que hasta el momento los hermanos Uribe Noguera no están vinculados formalmente al proceso, y por eso es clave la indagatoria que realice el ente acusador, quien deberá determinar la participación o no de Catalina y Francisco en la manipulación a la dantesca escena donde fue hallada sin vida Yuliana Samboní.

 

Si la Fiscalía llega a demostrar la participación de los hermanos en la manipulación de la escena, podrá imputarle los cargos de encubrimiento por favorecimiento y Ocultamiento, alteración o destrucción de elemento de material probatorio, con lo que se les complicaría la situación jurídica a otros dos miembros de la familia Uribe Noguera.

 

El Código Penal vigente en Colombia contempla penas para el delito de encubrimiento por favorecimiento entre 4 y 5 años de prisión para las personas, “que tengan conocimiento de la comisión de una conducta punible, y sin concierto previo, ayudare al responsable eludir la acción de la autoridad o a entorpecer la investigación correspondiente”.

 

No obstante, esta pena podría llegar a hasta los 18 años de cárcel, toda vez que la norma castiga duramente el encubrimiento cuando el delito es un homicidio, como en este caso.

 

En cuanto a la otra conducta punible por la que podrían responder Catalina y Francisco Uribe Noguera, el ocultamiento, alteración o destrucción de elemento de material probatorio, el Código Penal contempla penas que van desde los 4 hasta los 12 años de prisión.

 

Ahora la atención del país se concentra en el ente acusador cuyos funcionarios tendrán la competencia de establecer la responsabilidad de los hermanos Uribe Noguera y definir su situación jurídica.

 

(Lea: El círculo de poder que rodea a Rafael Uribe Noguera)