Francia habla de adjudicacion de los JJOO de Rio

 

El diario Le Monde confirma que la Justicia francesa tiene pruebas que confirman la concesión ilícita de los JJOO de Río, después de que uno de los miembros del COI recibiera un pago de 1,5 millones de dólares. Sería el senegalés Lamine Diack, máximo responsable de la IAAF, que también habría sido acusado de recibir sobornos para la adjudicación de Tokio 2020 y por callar los positivos por dopaje de los deportistas rusos. 

Un empresario brasileño pagó 1,5 millones de dólares al hijo del senegalés Lamine Diack, entonces presidente de la IAAF y miembro del COI, para interferir en la votación de la sede de los JJOO en favor de Río de Janeiro. La denuncia la ha realizado hoy el diario Le Monde, quien confirma que la Justicia francesa “dispone de elementos concretos que cuestionan la integridad del proceso de atribución de los Juegos Olímpicos” de 2016 a Río de Janiero.

Anuncios

 

“Río habría hecho trampas”, apunta el periódico francés en su artículo. Dicho pago se habría efectuado tan solo tres días antes de que se realizara la votación en al que Río se impuso en la final a Madrid por 66 votos a 32. A cambio, el empresario brasileño habría recibido un gran número de contratos de construcción para las infrasestructuras que se llevarían a cabo para los JJOO de Río.

 

La Justicia francesa también confirma que tiene declaraciones del presidente del comité Olímpico de Japón, Tsunekazu Takeda, en las que reconoce unos supuestos pagos de la candidatura de Tokio 2020 al mismo destinatario, Papa Diack. Su padre, Lamine Diack, tiene causas por corrupción en Francia y fue miembro del COI hasta 2014 como presidente de la IAAF, después de que se comprobarán sobornos de la federación rusa para que callara los positivos por dopaje que más tarde se revelaron.

 

En 2015, Le Monde ya había denunciado además que Diack confesó que pidió dinero a Moscú para poder financiar su carrera política. Su intención era presentarse como presidente de Senegal para las elecciones de 2012.