Fin de bloqueos, pero no de movilización

En la comisión liderada por el vicepresidente Angelino Garzón, los líderes campesinos del sur del país y el Gobierno llegaron a un acuerdo para poner fin a los bloqueos en las vías, con lo cual se espera que 17 departamentos del país vuelvan a su completa normalidad.

Anuncios

La reunión se llevó a cabo en las últimas horas en Popayán donde se contó con la presencia del vicepresidente Garzón, 8 gobernadores y 29 voceros de la Mesa Nacional Agropecuaria de Interlocución y Acuerdo (MIA).

 

El Gobierno se comprometió a organizar una mesa nacional de diálogos en la que tocarán seis puntos de vital importancia para los campesinos.

 

La implementación de medidas y acciones frente a la crisis de la producción agropecuaria, el acceso a la propiedad de la tierra, el reconocimiento a la territorialidad campesina, los mineros tradicionales en la formulación y desarrollo de la política minera, la participación efectiva de las comunidades, el cumplimiento de las garantías reales para el ejercicio de los derechos políticos de la población rural, al igual que la inversión social en la población rural y urbana en educación, salud, vivienda, servicios públicos y vías son los puntos que se trataran en la mesa de diálogo.

 

Los voceros de la MIA afirmaron que con el acuerdo llega el fin de los bloqueos, pero no de la movilización, la cual continuará mediante asambleas para la negociación con el Gobierno con la que esperan ponerle fin a los problemas del campo.

 

Sin embargo, aún miles de campesinos continúan establecidos en más de 4 kilómetros en la vía Panamericana, a la espera de que algún representante se pronuncie y confirme que finalmente se llegó a un acuerdo para el levantamiento del paro agrario.

 

Los campesinos de Caquetá tienen conocimiento de que se firmó un acuerdo en la MIA, pero todavía no han recibido ningún tipo de comunicado donde se reitere que  dicho pacto fue aprobado oficialmente.

 

Por otro lado, los manifestantes de Boyacá, Cundinamarca, Nariño, Huila y Risaralda comenzaron a levantar los bloqueos desde ayer, después de haber llegado a acuerdos con el Gobierno.