"Extender la subasta de 4G es condenar al país al atraso"

La subasta de espectro para los servicios de 4G ha desatado una polémica sobre la posición de dominio del operador móvil Claro. El presidente de la compañía Juan Carlos Archila, argumenta que no es pecado querer licitar o prestar un mejor servicio.

La exclusión de un participante pareciera atentar contra la seguridad jurídica que vende el país. El directivo en entrevista para el diario LR, explicó por qué no se le puede negar a 34 millones de usuarios el acceso a la tecnología de punta.

En la subasta de 4G los demás operadores no quieren que claro participe, ¿qué están haciendo para afrontar la situación?

El 4G es básicamente la convergencia y debe verse en telecomunicaciones como la posibilidad de tener acceso a toda la información en cuatro pantallas, a través de un TV, una tableta, un smartphone y un computador.

Todo tiene que fluir a través de dichos dispositivos y para ello tiene que haber unas redes robustas y fuertes que pueden hacer que eso pase. Ese es el negocio de Claro.

Hay que mostrarle al país que 4G es una autopista inalámbrica por las que viajan los datos y la voz. Es un recurso escaso del Estado, que se pone a disposición de los usuarios.

¿Qué piensa sobre la discusión del monopolio de Claro?

Un monopolio por su definición clara indica que el mercado está siendo servido por una sola empresa y aquí hay cinco empresas que ya tienen este recurso escaso que es el espectro. Difícilmente podría uno llamar un monopolio donde hay cinco compañías prestando el servicio.

¿Cómo lo vemos?

El resultado de nuestras operaciones hay que agradecérselo a 34 millones de colombianos que han escogido a Claro. Nosotros hemos hecho una apuesta importante en el país, aún en los peores años y hemos instalado estaciones base en 1.120 municipios de Colombia que ha sido infraestructura millonaria. Creemos que difícilmente se puede promover la competencia eliminando un competidor.

¿Qué pasa si Claro se queda por fuera de las subastas?

Hay dos escenarios en los que se propone que Claro no participe. Uno, que del todo no participe Claro debido a su posición de dominio, que para nosotros es una gran preocupación porque se le estaría comunicando al mundo que hay discriminación con los usuarios.

El segundo escenario, deja participar en una de las bandas. Estamos informando, creo que el país debe tener una decisión rápido para que no se atrase.

Claro explica que necesita el espectro para ofrecer mejor servicio pero la competencia dice que eso se puede manejar con mayor inversión ¿Qué inversiones están haciendo?

Cometen un gran error las personas que dicen que solo con inversión se puede mejorar el problema. Hoy tenemos dos redes en operación, ya hemos hecho un proceso de evolución tecnología, con lo que tenemos 2G y 3G pero están diseñadas para transmitir voz móvil, aunque tenemos datos, pero las redes de 4G si están diseñadas para los datos móviles y ahí entra a jugar el IP que permite que sea más optimo.

Además, hoy tenemos la misma cantidad de espectro que nuestro competidores y atendemos a más usuarios, lo que nos ha obligado a hacer inversiones, por eso tenemos 5.000 estaciones base en el país, eso es un 60% más que nuestro competidor más cercano, razón por la que somos el proveedor exclusivo de 60 ó 70 municipios.

Sobre el cambio de marca que para muchos fue un poco brusco, ¿cuál ha sido el resultado?

Es temprano, sin embargo, vemos una buena acogida al nombre, este es el país número 16 donde estamos operando con la marca Claro. Eso nos da una dinámica importante que la empresa quiere adelantar. El nivel de reconocimiento de las marcas Telmex y Comcel en fijo y móvil era alto. Sabemos que viene una gran oportunidad y un gran reto para que Claro sea la empresa de telecomunicaciones en general, pero hemos avanzado bien, el reconocimiento de marca va bien.

Cuando anunciaron que Telmex y Comcel eran Claro, la SIC indicó que iba a pedir explicaciones sobre qué figura se usó ¿en qué quedó ese proceso?

Efectivamente recibimos de parte de la Superintendencia de Industria y Comercio una solicitud de aclaración la cual hicimos. Lo que respondimos es: son dos empresas una sola marca, pero no es una fusión, pues eso sería convertirse en una sola empresa lo que sí nos hubiera hecho dar algunos pasos previos, pero para efectos de comercial es una sola marca y eso no tenía ningún requerimiento.

¿Qué tiene que decir Claro frente a la regulación de cargos asimétricos que está en veremos?

Hemos visto con mucha preocupación esa propuesta de los cargos asimétricos que surge del comentario de la posición de dominio. En ese tema en particular hay dos cosas, uno la medida per se que dice que los usuarios de Claro van a tener que pagar más caro por llamar a la otra red que lo que van a pagar los usuarios de los competidores por llamar a Claro.

Sentimos que eso solo beneficia a los competidores. Adicionalmente, sobre la recusación del doctor Rebellón, es que está previsto en la Ley que una persona que ha trabajado en la empresa de la industria no pueda ser comisionado de la CRC.

La regulación de cargos asimétricos

Con respecto a la participación de Carlos Rebellón, director de la CRC en una medida de cargos asimétricos, frente a la que Claro presentó una recusación, Juan Carlos Archila explicó que con respecto a esa actuación, está previsto que una persona que ha trabajado en una empresa de la industria no puede ser un comisionado de la CRC y él trabajaba para UNE EPM Telecomunicaciones hasta un mes antes de entrar a la Comisión. “Con un gran agravante y es que UNE EPM había hecho exactamente la misma propuesta a la CRC, la misma que hoy en día se pretende imponer”, dijo.

Esneyder Negrete - @esnegrete

Comunicador Social – Periodista egresado del Politécnico Grancolombiano de Bogotá, escribo sobre política, Derechos Humanos, conflicto armado, entre otros temas. Llevo cinco años vinculado a Confidencial Colombia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password