Actualidad

Exportaciones agrícolas con sistema ALDD: A la de Dios

Los exportadores de plantas aromáticas y condimentarias denunciaron que lamentablemente las ventas a Estados Unidos se están haciendo, única y exclusivamente por contactos en donde no hay facturas, cartas de crédito, Factory, o cualquier tipo de garantía para los pagos que se conciben a voluntad de quienes reciben los productos.

En diálogo con Confidencial Colombia, el director ejecutivo de Asocolhierbas, Carlos Aníbal Peña, aseguró que este sistema de exportaciones sin ningún tipo de respaldo no brinda seguridad ni tranquilidad porque los pagos se hacen cuándo, dónde y por el monto que decida el cliente. “La situación es elemental, si nos quieren tumbar nos tumban, estamos a la de Dios”.

 

Anotó que para hacer más complejo el asunto hay un problema con Estados Unidos y son las famosas interceptaciones que se producen por la presencia de algún tipo de plaga lo cual genera una manipulación que a su vez se traduce en pérdida de producto por el tema de calidad. “En ese orden de ideas a nosotros nos toca confiar en el cliente y que este decida el nivel o porcentaje de afectación el cual se acepta en un 10 o 20 por ciento, pero hay casos en los que se reporta hasta el 70 por ciento sin que lo declarado tenga soportes legales o pruebas, es decir nos toca aguantarnos el crédito y este consiste en que el receptor de las hierbas pague lo que quiera pagar”.

 

Con este grave problema el más afectado es el productor porque los exportadores les trasladan todo tipo de novedades e inconvenientes, castigando el resultado contable de la empresa en Colombia.

 

Asocolhierbas lamentó que a la fecha el gobierno no haya generado ningún tipo de herramienta, solución o gestión para destrabar el comercio de aromáticas, situación que obedece a la atomización del sector, que no es muy visible, y el cual es considerado por el ejecutivo como minúsculo lo cual no corresponde a la realidad porque las aromáticas representan el segundo renglón de las exportaciones en Colombia no convencionales.

 

Esta industria vende en promedio 30 millones de dólares al año lo que muestra que se trata de un sector importante que genera no solo divisas y dinamismo económico sino inclusión social, empleo y desarrollo. El proceso de estos cultivos se hace en 2.000 hectáreas.

 

Actualmente Colombia cuenta con más de 30 empresas exportadoras que tienen como proveedores centenares de productores que multiplicando puestos de trabajo deja como saldo miles de empleos.


Con el TLC nadie puso condiciones              

 

Peña comentó que infortunadamente este punto de la comercialización de plantas aromáticas y condimentarias no fue tenido en cuenta en la negociación del TLC con Estados unidos, asunto que se legitimó con la desorganización del sector que no asistió a las rondas y que por tal razón no puso en conocimiento el caso a los negociadores. “La base de esa negociación fue banano, café y otros productos, pero nunca se vio la situación de los pequeños productores, no se tuvieron en cuenta y no se analizó como se podrían afectar”.

 

Para Asocolhierbas, Colombia aún está a tiempo de meter en cintura este problema y por eso le pidió al gobierno adelantar gestiones con las autoridades de Estados Unidos con el fin de generar herramientas para enderezar y formalizar el mercado y poder así producir aromáticas de calidad sostenible, confiables y de renta para el agricultor colombiano.

 

“Hay en realidad pocas sorpresitas, pero las que hay preocupan, por ejemplo hay muchos productores que están exportando y deberían estar registrados, pero no lo están, por eso el llamado para que se hagan visibles ante el estado y apliquen las normas que les permita garantizar la inocuidad de sus productos, porque lo que ellos dejen de hacer allá y se vea en el mercado americano puede derivar en un perjuicio para todo el país”, aseveró, Carlos Aníbal Peña.

 

El vocero aseguró que ya con México ocurrió que en varias ocasiones fue cerrado el mercado, aspecto para tener en cuenta porque puede llevar un sector promisorio a la quiebra.

 

Colombia exporta a Europa y a Estados Unidos albahaca, romero, tomillo, orégano, estragón, menta, cebollín, laurel y otros productos como el eneldo y cidrón que junto a otras plantas aromáticas medicinales aumentan en oferta.

Previous ArticleNext Article
Comunicador Social - Periodista del Politécnico Grancolombiano. Twitter: @esnegrete