"Eurocopa será un cementerio": asesino de policías

Larossi Abballa, el yihadista que este lunes acabó con la vida de dos policías en su propio domicilio, tenía una lista de posibles objetivos en su casa con nombres de distintas personalidades públicas, así como policías, periodistas y cantantes de rap, según ha adelantado el fiscal de la República, François Molins, en una rueda de prensa de este martes.

“Las investigaciones no han hecho más que empezar”, ha recordado Molins, que ha informado también de que tres hombres del entorno de Abballa de 27, 29 y 44 años se encuentran detenidos. “No puedo decir más en este momento, las detenciones no han hecho más que empezar”, añadió.

 

Anuncios

La agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo del autodenominado Estado Islámico (IS), ha difundido este martes un vídeo del terrorista en el que confiesa haber matado a ambos agentes y jura lealtad a la organización yihadista.”Gracias a Alá acabo de matar a un policía y a su mujer”, asegura Abballa en francés en la grabación, antes de ser abatido por las fuerzas del orden horas después del doble asesinato.”Vamos a hacer de la Eurocopa un cementerio”, comenta en el mismo vídeo difundido y ha llamado igualmente a que se lleven a cabo nuevos ataques. “Os reservamos otras sorpresas para la Eurocopa. No os digo más. La Eurocopa será un cementerio. Nosotros, Hollande, seremos implacables”, ha prometido Larossi Abdalla en este vídeo que circula por la red.

 

Molins ha dado el relato de los hechos que tuvieron lugar la tarde de este lunes poco después de las 20.30 horas, confirmando la información adelantada esta mañana por el periodista de Radio France Internationale (RFI), David Thomson, que aseguraba que Abballa se había grabado durante 12 minutos en mitad del secuestro de la familia y asesinato de la mujer, también policía, publicando las imágenes en un directo a través de su cuenta de Facebook que llegó a un centenar de personas, según el fiscal.Bajo el nombre de Mohamed Ali, el histórico boxeador fallecido la semana pasada, Abballa publica en Facebook el asesinato que acaba de cometer.

 

El boxeador, convertido al islam en los años 60, siempre practicó su religión de forma pacífica y fue además una de las primeras figuras en condenar los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York. “Os anuncio, y el triunfo pertenece a Alá, que acabo de matar a un policía y a su mujer en su domicilio”, escribió Abballa . En el mensaje el terrorista jura lealtad a Abu Bakr Al Bagdadi, líder del autoproclamado Estado Islámico, y asegura haber respondido a la llamada de Abu Mohamed al Adnani, portavoz oficial del IS, que en septiembre de 2014 llamaba a sus seguidores a matar a los “infieles”. “Golpéale la cabeza con una roca, asesínale con un cuchillo, pásale por encima con el coche, tírale desde un lugar muy alto, estrangúlale o envenénale”, decía Al Adnani en un vídeo. Desde principios de mayo, Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares, al que pueda ofrecer alguna información que lleve a su captura.