Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

“Estatuto para la oposición y reparación para la UP”

Durante un nuevo ciclo de diálogos en La Habana, las Farc emitieron un comunicado en el que expresan un mínimo de propuestas para trabajar en el segundo punto de la agenda -participación política-. La guerrilla enumera “diez propuestas mínimas de Garantías plenas para el ejercicio de la oposición política y social y del derecho a ser gobierno”, en la que se destaca el reconocimiento por parte del Estado de la muerte y desaparición de activistas de la UP y la creación de un estatuto para la oposición.

El comunicado de las Farc reclama la creación de un estatuto para garantizar la oposición en el país. Esta disposición, según la guerrilla, daría el primer paso “a constituir partidos, movimientos políticos y agrupaciones políticas sin limitación alguna”.

 

Anuncios

Así mismo, plantea que la personería jurídica de los partidos o movimientos sociales no estén sometidos a un umbral electoral determinado. Por el contrario, que solo sea suficiente la inscripción del programa y los estatutos de la colectividad.

 

En el documento leído por el guerrillero Jesús Santrich, exige que el Gobierno se comprometa a desmotar la totalidad de estructuras paramilitares que existen en el país con el fin de eliminar “toda práctica ilegal de contrainsurgencia que impida el libre ejercicio del derecho y las garantías a la oposición política y social”.

 

Dentro de los 10 puntos, las Farc insistieron en la reparación y resarcimiento total para las víctimas del genocidio de la Unión Patriótica. Dentro del mismo, proponen la devolución de curules que en su momento el partido político tenía.

 

En el inicio de un nuevo ciclo en La Habana, las partes llegan a la mesa en medio de la tensión que ha venido generando varias crisis sociales en el país, pero decididas a trabajar en la consolidación de acuerdos en el segundo punto de la agenda, la participación política.