Estados Unidos y Europa, el gran acertijo económico

Exportadores y analistas económicos creen que vendrá sin duda un crecimiento en la economía colombiana, empero precisan que este no llegará a cuatro por ciento. En sus apreciaciones hay aspectos que dan confianza, pero otros que ponen a más de uno a pensar habida cuenta de los escenarios internacionales que muestran grandes signos de interrogación en Estados Unidos y en la Eurozona.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina confió en un pronto y duradero entendimiento en Estados Unidos para evitar que las diferencias políticas y económicas impacten a Colombia, país con alta dependencia de la demanda americana.

Dijo en Confidencial Colombia que desde su análisis, el elemento político no afectará el tema comercial con nuestro país. “Yo esperaría que estos temas de presupuesto en Estados Unidos queden superados para que la administración pueda retomar su camino, la verdad no considero que estas vicisitudes impacten negativamente el intercambio comercial”.

El dirigente gremial descartó nerviosismo por el asunto y dijo que el único tema que genera inquietud en Estados Unidos es el de política monetaria pues hay incert6idumbre por lo que determine la Reserva Federal y los efectos que estos tengan sobre el valor de las monedas incluido el peso colombiano.

Sobre la tendencia expansionista expresó su desazón toda vez que con cargo a esta hubo todo un fenómeno de revaluación de la moneda que terminó restándole competitividad a las exportaciones con un fuerte castigo en la rentabilidad de los productos vendidos en el extranjero.

“Los exportadores le apuntamos a que en la medida en que la economía de Estados Unidos muestre indicadores más positivos, esos desmontes se hagan paulatinamente y no se sopetón”, dijo el presidente de Analdex.

Sobre el comercio con Estados Unidos, Díaz Molina sostuvo que al observar las cifras globales, hay una caída en las exportaciones totales lo cual se explica por el desplome de las ventas de petróleo, carbón, ferroníquel y oro que son productos básicos que disminuyeron su demanda y por consiguiente bajaron de precio. “La noticia positiva es que cuando se miran los productos diferentes a los básicos exportados, estamos creciendo en siete por ciento lo cual es muy alentador”.

Para Analdex, las críticas al TLC tienen ingredientes o elementos más políticos e ideológicos que cualquier otra cosa. Aduce que los sectores que le apostaron al fracaso de los acuerdos comerciales y hoy al verlos en pleno vigor, no dejan de sentir alguna frustración y por ello las críticas y la satanización, según los exportadores, para los activistas resulta más fácil culpar al TLC de todos los líos económicos antes que reconocer que los verdaderos problemas sectoriales son de estructura y falta de innovación y competitividad.

Consideró urgente hacer una tarea interna en varios frentes como infraestructura y mejoras tecnológicas en el campo para salir adelante, pero insistió en que no hay porque echar marcha atrás.

Díaz afirmó que ahora más que nunca es urgente sacar adelante todo lo contemplado en la famosa Agenda Interna como es el caso de carreteras, puertos, aeropuertos, aduanas y todas las facilidades estatales para el comercio y el progreso. “Estaba claro que lo acordado en la Agenda Interna no podía quedar pendiente, lamentablemente somos conscientes de que todo eso hay que hacerlo, pero infortunadamente no se ha hecho”.

Sobre tasa de cambio, el gremio de los exportadores aduce que aún no se ha llegado al punto de equilibrio por lo que considera que hace falta otro poco para llegar a esa meta competitiva en el valor de la divisa americana y hablar entonces de utilidades.

Economía nacional crecerá por debajo de cuatro por ciento


El investigador asociado del Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo), Mauricio Reina dijo también en este medio que por lo sucedido en los dos primeros trimestres y con un semestre que cerró en 3,4 por ciento, motivo por el cual se prevé un crecimiento anual de entre 3,5 y 3,8 por ciento.

Explicó el economista que para llegar a 3,8 por ciento se haría necesario que el segundo semestre consolide un crecimiento del 4,2 por ciento lo cual es bastante viable por la liquidez que está dando el Banco de la República con bajas tasas de interés que ya le está llegando a los consumidores que aumentaron sus compras en el segundo trimestre de este año y que tiende a seguir acelerado en el segundo semestre de 2013. De igual manera hay confianza por el lado del gasto público que tiene una chequera importante para financiar una política fiscal anti cíclica que avala una demanda importante.

“El crecimiento por eso nos puede llevar a 3,7 ´0 3,8 por ciento, pero aclarando que eso es insuficiente frente a tiempos anteriores y no nos podemos conformar con eso”, agregó el señor Reina.

Colombia y sus socios, entre amargo y dulce


Para Fedesarrollo hay aspectos internacionales que tienen diversas lecturas porque para el capítulo Europa así como Estados Unidos hay dos noticias, buena y la otra mala que como quiera que sea pesa en el devenir de Colombia por las exportaciones y el flujo de inversión.

En primer lugar, anotó, en Europa quedó conjurada la disolución de la Zona Euro. “Ya hablar del entierro de la Eurozona y que se vaya al Diablo Grecia perdió fuerza como factibilidad, eso es imposible. Lo malo es que su crecimiento sigue en cero y que seguirá contraído el próximo año”.

Para el experto, la noticia buena en Estados Unidos es que hay bases muy sólidas para que el crecimiento siga consolidándose hacia adelante porque sigue cayendo el desempleo y está empezando a crecer el valor de la finca raíz, aspecto determinante porque la casa es el principal activo de todas las familias, por lo tanto un crecimiento en la propiedad implica un respaldo a los propietarios para que gasten.

“La noticia mala la estamos viviendo con Estados Unidos y tiene que ver con esos agarrones entre congresistas Demócratas y Republicanos que de un contexto netamente político pasó a una afectación económica de manera seria. Si se agudiza el tema de desfinanciación de los gastos no prioritarios, entonces vendrá un decaimiento de la economía americana que redundará en daños para los socios de América Latina lo cual nos pone a depender de la demanda interna y de las exportaciones hacia la región, que a decir verdad van bien”, expuso Reina.

No descartó los nubarrones que pueden venir en 2014 y que puntualmente tienen que ver con la contienda electoral y una polarización política para nada sana. Hay incertidumbre igualmente por el desenlace en La Habana y la posibilidad de nuevos paros que de afianzarse serán muy nocivos.

El experto en temas económicos indicó que el Gobierno tiene un gran reto en política pública para encarar la realidad del campo. “Los subsidios, los paros, atender al que más grite y reaccionar frente a quien más llore es la peor política pública porque premia al que más capacidad tiene de perturbar el orden público”.

Otro camino anotó, es incentivar y hacer valer ese activo que tiene Colombia y que está representado en más de 20 millones de hectáreas cultivables que tiene todo el futuro por cuanto la economía mundial está demandando todo tipo de alimentos y productos del campo.

“Hoy solo tenemos cinco millones de hectáreas cultivadas y nos hace falta explotar 15 millones pero con innovación, tecnología, competitividad y buena productividad, para eso necesitamos un gobierno que esté decidido a hacerlo”, concluyó Mauricio Reina.

Esneyder Negrete - @esnegrete

Comunicador Social – Periodista egresado del Politécnico Grancolombiano de Bogotá, escribo sobre política, Derechos Humanos, conflicto armado, entre otros temas. Llevo cinco años vinculado a Confidencial Colombia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password