Es el momento de la rentabilidad en América Latina

Generalmente los capitalistas miran el entorno antes de tomar decisiones de inversión, aunque es bueno precisar que en asuntos económicos el factor suerte a veces juega papel determinante, pero lo cierto es que al margen de todo, la lectura de los ciclos económicos es fundamental.

Anuncios

El analista de ING Pensiones y cesantías, Julián Cárdenas precisó en Confidencial Colombia que hoy el mundo ve con apremio como las economías se desaceleran con cargo a la coyuntura internacional pues no en vano los crecimientos de Europa con variación negativa (-04%), Estados unidos con proyecciones de entre 1 y 2 por ciento, América Latina con un promedio de 3,5 por ciento y China con un visible decrecimiento toda vez que de crecimientos de 14 por ciento pasó a proyecciones de siete por ciento, sin que sea del todo malo. Todo lo anterior permite pensar que seguirán los problemas fiscales del mundo y que la contracción de la demanda mundial se agudizará.

 

Como quiera que sea toda tragedia o adversidad trae sus oportunidades y se vuelven ganancia para otros.

 

América Latina, afirmó,  está en la mira del mundo por su dinamismo económico y por el juicioso trabajo fiscal en países como Chile, Perú, México y Colombia. Es por esto que la región será sin duda el destino de muchas inversiones y de varias corporaciones con ganas de seguir en el mercado ampliando el portafolio.

 

Para los expertos en temas económicos llegó el momento de hacer inversiones de fin de año e inclusive de proyectar las de comienzo de 2013 toda vez que la crisis dejó un mercado apetitoso en papeles y en bonos que pueden ser muy rentables.

 

Por ejemplo se hacen llamativos los bonos corporativos de Europa con participación en el resto del mundo más no así los de perfil soberano. En esa franja se espera una demanda importante de acciones que con el tiempo y tras una corta maduración pueden dejar ganancias inesperadas.

 

La alternativa de inversión para este repunte de 2102 está ligada a la brava al derrotero político que tome Estados Unidos y a su perentorio debate fiscal así como el desenvolvimiento de la Eurozona con una crisis que va para largo, unos tres años adicionales.

 

Así las cosas el secreto del éxito está en invertir en economías emergentes que por la vía de la baja en tasas de interés están atrayendo masivos flujos de inversión.

El capítulo Colombia es bien interesante porque con una proyección en el PIB de 4,5 para este año Por encima del PIB regional) y con la tarea fiscal hecha así como en el frente inflacionario, se espera que por el factor confianza aterricen múltiples inversiones. No es vano el Gobierno sostiene que estas pasarán este año los 17.000 millones de dólares.

 

Quien lo fuer a imagina, hay más opciones y futuro en las economías emergentes que en las economías desarrolladas y ahora con los acuerdos de comercio, Colombia se hace aun más atractiva para la inversión doméstica y foránea porque hay comprometidos importantes recursos en infraestructura, se habla que la adecuación inicial costará unos 20.000 millones de dólares y todas esas obras y trabajos de optimización vial y ferroviaria atraen a don Raimundo y todo el mundo.

 

Por el momento del precio del petróleo se prevé mayor revaluación porque estará en franjas de 90 y 100 dólares por barril, pero este fenómeno acompañado de la desgravación arancelaria se convierte en una opción de oro para importar bienes de capital y tecnología. Esa sería una buena oportunidad para sacar adelante el programa de innovación y modernización que impulsó el Presidente, Juan Manuel Santos.

 

El sector minero energético sigue siendo el de mayor proyección y por eso los papeles y las inversiones en actividades exploratoria en crudo y gas seguirán moviendo el portafolio. Algunos commodities agropecuarios tendrán un cierre cómodo por el precio elevado del maíz y el trigo en la bolsa de Chicago, lamentablemente Colombia desconectó esa actividad.

 

El comercio con su dinamismo será también alternativa de inversión a finales y comienzos de 2013 porque todas las acciones de los almacenes de cadena tendrán una valoración alta, eso explicado por la mayor demanda de bienes.

 

Igualmente atractivo será el sector financiero que sigue con unas rentabilidades envidiables y mejorando el indicador de cartera.

 

Para el gerente general del grupo Empresarial OIKOS, Luis Aurelio Díaz, la construcción se consolida como otro buen negocio para despedir y recibir el año nuevo porque hay un bajo inventario en vivienda como consecuencia afortunada que los empresarios vendieron para construir. Paralelo a esto hay tasas de interés bajas y un deseo grande de inversionistas y bancos por desarrollar nuevos proyectos. A lo anterior se suma como se dijo todo el plan vial y de infraestructura del país.

 

Lo bueno de este sector es que generará empleo, mayores ingresos y una demanda interna que le dará oxígeno a la economía para que siga por la senda del crecimiento pese a que se estima un bajonazo en 2013.

 

Llama la atención la desindustrialización en Colombia, pero ese lío se veía venir desde comienzos de los 90 con la apertura económica. El relicario de acuerdos comerciales hace pensar que será más fácil importar bienes terminados que fabricarlos y a eso se suma la apreciación del peso que indiscutiblemente desestimula cualquier buena intensión se apostarle desde las chimeneas al sector real, que con todo lo que pasa se vuelve por el contrario más irreal.

 

Compras colombianas de fin de año

 

La situación económica hace prever que hay dificultades para ganar plata, pero según los expertos en finanzas no es tan cierto ese sentir toda vez que hay opciones de repunte de año que son bastante atractivas.

 

En ese orden de ideas hay que decir que si una persona tiene un capital superior a cinco o diez millones de pesos pueden acudir al mercado de capitales y al de acciones porque para final de año y por disposición de la actual reforma tributaria, hay una valorización importante en las acciones al diminuir la base gravable. Eso quiere decir que se pagan menos impuestos y la ganancia está en vender antes de terminar el año o arrancando el próximo. Esas son las llamadas estrategias de corto plazo.

 

Actualmente las acciones más liquidas o con mayor movimiento son las de Ecopetrol, Bancolombia, Grupo Sura, Argos, Aval, Isa, Isagen, y Avianca entre otras. La adquisición de estas acciones podría dejar una utilidad promedio del cuatro por ciento en el citado negocio de corto plazo.

 

Las acciones son más rentables que los CDT desde el punto de vista que tienen menos riesgo pues un CDT de calificación triple “A” paga en promedio cuatro por ciento en el trimestre. Hay que aclarar que los CDT son papeles públicos de deuda que están expuestos a la volatilidad y por consiguiente exposiciones que pueden eventualmente castigar la rentabilidad.

 

Otra opción es la inversión en vivienda que por lo general mantiene una rentabilidad permanente por valorización. A hoy hay problemas con la construcción de  nuevos inmuebles por la escasez de suelo, demoras con las licencias y bajo inventario, pero justo allí hay un nicho importante para obtener ganancias que varían según la inversión pues en el caso de la fiducia inmobiliaria, la rentabilidad se aproxima al 10 por ciento, muy por encima de la bancaria.

 

Otro buen negocio es adquirir maquinaria y equipo para optimizar las empresas porque hay factores que invitan a invertir, pero de buena manera. La revaluación por regla baja costos porque un banco mecanizado que se compraba en 80.000 dólares hoy se adquiere en 50.000, reflejando las bondades del fenómeno económico.

 

Además entró hace algo más de un mes un decreto de la DIAN que desgrava la maquinaria y es por eso que quien importa un torno, una fresadora o una inyectora de plásticos paga IVA, pero no arancel. El desmonte del Gobierno significa un ahorro del cinco por ciento, lo cual sumado con mayor precio del peso implica una buena inversión.

 

Para capitales mayores se recomienda comprar acciones de corporaciones o empresas transnacionales con operaciones en el mundo porque esos papeles tendrán buen rendimiento en el mediano y largo plazo. La utilidad por acción estaría bordeando el cinco por ciento en acciones como la de Siemens.

 

En materia de vehículos, el momento es oportuno para adquirir equipo de transporte por el acuerdo en vigencia con México que permite comprar camiones con un ahorro de casi 20 millones de pesos.

 

Otras inversiones que recomiendan los hombres y mujeres de negocios están por el lado de las confecciones a gran escala porque comercializar un pantalón o una blusa puede dejar ganancias de 20.000 pesos o más por prenda, pero ese negocio es de temporada y es importante saber a qué mercado va dirigido y en que cantidades.

 

 

Anuncios