En el GranSan empezaron a moverse las exportaciones del TLC

El Centro Comercial El GranSan, conocido por sus millonarias y masivas ventas de ropa para la familia colombiana, así como por el modelo del Madrugón en donde los despachos dejan cifras multimillonarias acaba de concretar un negocio que tiene como destino Estados Unidos.

La gerente general de este centro de comercio, Johana Gómez, quien habló con Confidencial Colombia reveló que un importante empresario de la India con inversiones en tiendas americanas con marcas muy reconocidas demandó de cuatro empresarios de este emporio bogotano 24.000 prendas mensuales como cuota inicial de posteriores negocios.

Gómez indicó que este acercamiento logrado en Colombia Moda en Medellín deja como gran enseñanza que hay que abrir los ojos frente a  los retos que trae el acuerdo comercial con Estados Unidos y con la misma globalización de la economía.

Anuncios

Enfatizó que esta negociación deslegitima todas las quejas, las reservas y los miedos existentes con el pacto comercial porque salta a la vista que si hay un trabajo juicioso en productividad, competitividad y calidad habrá mayor generación de empleo y mayores beneficios para otras marcas nacionales.

Agregó que este empresario indio abrirá tiendas en China lo que sugiere que ampliará las compras en el mercado bogotano para abastecer la demanda oriental.

“No nos podemos quejar, nos han visitado, entre otros, comerciantes de Francia, Sao Paulo y México que quieren observar el diseño y todo lo relacionado con los mecanismos de producción. También les llama la atención el sistema de comercialización del Madrugón”, declaró la gerente del GranSan.

Johana Gómez, indicó que en el Gran San Victorino, en esa dinámica esquina de la décima con décima sobra el talento, la inventiva, el diseño y la creación de ropaje de gran calidad con mercado creciente en Colombia y en el mundo.

Reiteró que toda esa expectativa por Bogotá y su moda le ha inyectado un importante desarrollo social a la ciudad toda vez que en este sitio hay más de 3.000  personas trabajando.

“Nuestra ropa está muy bien diseñada, tiene calidad en telas y gran esbozo. Un pantalón que en el GranSan cuesta 28.000 pesos,  en una boutique de Medellín lo encontramos en 160.000 pesos, luego ello demuestra que tenemos, no solo un excelente producto, sino los mejores precios”, precisó Johana Gómez.

En su concepto el empresario del sector textil y confecciones no tiene por qué temer y si por el contrario debe trazar metas en aprender sobre mercados, productos, origen y seguir por la senda de la calidad. “Tenemos que prepararnos y abrirnos al mundo para mostrarle que en Colombia también somos capaces de hacer grandes cosas”.

Muchos empresarios, comentó, están mirando hacia Bogotá y muestra de ello es que ya hay pre inscripciones para el evento de moda del GranSan en 2013 el cual será más ambicioso y suntuoso. Aseguró que si bien Medellín es la cuna de la moda, Bogotá no se le queda atrás.

Afirmó que la capital colombiana ya es un punto referente de la moda pues muchos de los empresarios bogotanos van a París, Milán o China actualizándose y viendo en pasarela las tendencias y los estilos.

Aseveró que una de las grandes metas del GranSan es duplicar la producción para mejorar la oferta exportable. En ese orden de ideas este gran almacén de marcas produciría más de 40.000 piezas mensuales.

La desaceleración no se ha sentido tan agudamente en el GranSan por los precios accesibles. La gerente dijo que normalmente los que se quejan son los que venden a precios exorbitantes. “Si hay crisis la gente cambia la boutique por el GranSan porque les interesa hacer rendir la plata”.

“Hoy estamos marcando tendencia en moda, estamos impactando a los extranjeros. No en vano Levis ya está mirando pantalones con curvas, inspirado en el prototipo de la mujer latina. Todo esto es el resultado de no ahorrar esfuerzos y de tener muy activos y por el mundo nuestros equipos de diseñadores”, apuntó.

Este año el Gran San crecerá en ventas en cinco por ciento sobre comercializaciones muy altas medidas en miles de millones de pesos. En este centro comercial no hay locales, se disparó el valor del metro cuadrado y con esto se obtuvo una excelente renta en finca raíz.  “No es una ponderación, pero hay gente que está cambiando Unicentro por el GranSan”.

Anunció que viene una exigente remodelación del centro comercial que incluye una espectacular fachada.

En materia de responsabilidad social, el centro comercial empezará la capacitación para madres cabeza de familia, apoyada en una de las mejores universidades para mejorar la calidad de vida, la convivencia y el empleo. Esta campaña busca enseñar y entregar maquinas de coser para que las mujeres colombianas operen como satélites de los 700 productores de ropa.

La idea es cambiar la violencia y las armas por trabajo y costura de calidad en donde el gran ganador será el colombiano del mañana porque con respaldo, capacitación y máquina habrá una buena niñez.

Alertan por posible ingreso de saldos europeos

El empresario, Gregorio José Rivera Quiroz quien lleva 32 años en el mundo de la moda encendió las alarmas por la amenaza en la que está el sector textil y confecciones que por la situación económica de Europa quedó expuesto a un nuevo riesgo por posibles importaciones.

Aclaró que hoy no solo está entrando ropa de China, Panamá y otros países de Asia sino que la industria tendrá que competir con los saldos y el inventario de moda europea que por la crisis se está quedando en las bodegas y en los almacenes. “Sinceramente estamos muy preocupados por el stock que ya tiene la Eurozona y por eso no descartamos una llegada masiva de prendas de ese bloque comercial”.

Rivera Quiroz consideró muy difícil la situación del empresariado colombiano del que dijo, tiene las manos amarradas. Lamentó que el gobierno esté tan ausente de un sector que no solo ofreció trabajo sino crecimiento y progreso.

Afirmó que actualmente en Colombia es muy difícil hacer empresa, sin embargo destacó el ímpetu y el sentido de país de los industriales que con amor y pujanza le ponen a diario el pecho a la brisa.

Este fabricante de jens exporta sus diseños a Centroamérica y a  Venezuela. En 2012 la empresa trabaja en un plan de expansión que le permita crecer y seguir en el mercado.

La fábrica de este hijo de Sahagún (Córdoba) ha logrado posicionarse con mucha fuerza en el mercado colombiano pese a la competencia desleal que afronta día  a día, al contrabando y al desdén del Gobierno del que dice no es doliente de esta industria.

Dijo que él como otros empresarios quieren mostrar su trabajo fuera del país, empero expresó su desilusión porque en México, por ejemplo,  hay una  protección especial para sus confeccionistas.

“Si no nos pellizcamos vamos a desaparecer”, sentenció Rivera Quiroz.  

Criticó un lío sectorial y es que cada quien quiere ir por su lado. Denunció que al participar en el Mundo de la Moda de Medellín se encontró con catorce ferias paralelas con productos importados y sub facturados.

Este industrial tuvo a comienzos del año una planta de 260 empleados, lamentablemente en el primer trimestre fueron cerradas tres tiendas que obligaron a recortar personal, por eso hoy quedan 180  trabajadores que aun no tienen garantizado su puesto de trabajo por las coyunturas y las amenazas.

Este semestre, explicó, fue muy duro porque se experimentó una desaceleración en las ventas del comercio. Sobre las tasas de interés manifestó que igual siguen siendo muy altas. En su opinión la tasa de fomento es muy alta y la comercial esta cerca al 30 por ciento, luego asegura que todo es un sofisma.