Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

En duda el plan soberanista en Cataluña

Con el 93% de las mesas escrutadas, los resultados temporales indican que Mas había convocado las elecciones para conseguir una mayoría suficiente que le permitiera mantener su desafío soberanista.

De acurdo a los resultados preliminares, el partido de Artur Mas ganaría las elecciones con 50 diputados, con el 92,5% de los votos escrutados, un resultado muy alejado del que el presidente de la Generalitat reclamaba para poner en marcha su plan soberanista. El PSC caería al tercer lugar con 21 diputados, mientras que ERC lo adelantaría subiría al segundo lugar con 21. El PP obtendría 19 escaños, ICV-EUiA, 13, y Ciutadans, nueve. La CUP obtendría tres, en unos comicios con la mayor participación desde 1988.

Mas había convocado las elecciones para conseguir una mayoría suficiente que le permitiera mantener su desafío soberanista. Los resultados suponen, un duro revés para CiU.

Anuncios

El jefe de campaña de CiU, Lluís Maria Corominas, ha valorado hoy positivamente los primeros sondeos a pie de urna porque la federación nacionalista volvería a ganar las elecciones. “El bloque de partidos soberanistas sería claramente mayoritario”, así que “en la próxima legislatura se podría cumplir el objetivo de hacer una consulta para poder escoger libremente nuestro futuro”, ha destacado Corominas. Por su parte, el secretario de organización y jefe de campaña del PSC, Dani Fernández, ha considerado hoy que, a tenor de los datos que arroja la encuesta de TV3, el presidente catalán ha “fracasado” y el 25N deja una Cataluña más dividida. La número tres de Esquerra (ERC), Anna Simó, ha pedido “prudencia” y “rigor” a la hora de valorar el sondeo, que sonríe especialmente a los republicanos al otorgarlos entre 20 y 23 diputados.

La diputada popular Dolors Montserrat, vicepresidenta del Congreso, ha afirmado en una primera valoración que los sondeos son solo “indicativos” pero desprenden que a mayor participación CiU no cumple su objetivo de cumplir la mayoría absoluta, que el PSC sufre un bajón y que el PP consolida sus mejores resultados de la historia.

Mas alcanzará pues la reelección tras una campaña centrada en la apuesta soberanista de Convergència i Unió, que busca convocar un referéndum de autodeterminación los próximos cuatro años. Lo que no ha conseguido Artur Mas es la mayoría absoluta o “mayoría excepcional” que ha venido pidiendo a lo largo de toda la campaña para lanzar el mensaje de que el proceso soberanista no tenía marcha atrás. Mas podrá iniciarla, pero apoyado en Esquerra Republicana de Cataluña.

El derecho a decidir de los catalanes ha centrado toda la campaña catalana, pero en la recta final ha ganado espacio e intensidad el debate económico y de los recortes sociales. Para ello fueron cruciales la huelga general del 14 de noviembre y la polémica de los desahucios, que han obligado a los partidos a resituar el discurso.

La corrupción tenía ya también un papel destacado en la campaña a cuenta de los escándalos que han salpicado la gestión de CiU los últimos años, especialmente del Palau de la Música y de la concesión de ITV. Sin embargo, el debate ha ganado peso la última semana de campaña a cuenta de la filtración de un borrador policial que incriminaba a Mas y otros dirigentes de Convergència con la tenencia de cuentas corrientes en Suiza y Liechtenstein.

La polémica alcanzó cotas máximas cuando el pasado viernes el Fiscal General del Estado censuró al fiscal superior de Cataluña por haber abierto una investigación sobre la filtración de este borrador. El Gobierno del Partido Popular ha dado visos de credibilidad al informe pese a que el ministerio de Interior no lo ha encontrado ni consta su encargo.

Resignados a la victoria de CiU, la campaña ha sido una competición por el segundo puesto, del que por primera vez puede apearse el PSC. En su lugar, Esquerra Republicana y el Partido Popular podrían ser o el apoyo o el freno al proyecto soberanista de Artur Mas. Los socialistas, con su apuesta federal, han tenido problemas para situarse en la campaña hasta que no ha ganado peso el debate de los recortes.

Comparada con las elecciones que tuvieron lugar en el 2010, esta contienda electoral se caracterizó por un aumento de 7,8 puntos, según la consejera de Gobernación, Joana Ortega, quien además agregó que han sido las comisiones con mayor participación ciudadana de las últimas siete convocatorias.

 

Los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió (CiU), la formación del presidente regional Artur Mas, se quedan lejos de la mayoría absoluta que buscaba en estas elecciones autonómicas anticipadas, con el fin de iniciar un proceso soberanista, según un sondeo.

Esa formación nacionalista de centro-derecha lograría entre 54 y 57 escaños, lo que supone que perdería entre cinco y ocho diputados, según el sondeo de la televisión regional TV3 difundido al cierre de las urnas.

CiU tiene en la actualidad 62 escaños, en una cámara de 135 diputados, con la mayoría absoluta fijada en 68. Los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) serían la segunda fuerza, al obtener entre 20 y 23 diputados (16 en la actualidad).

El Partido Socialista de Cataluña (PSC) y el Partido Popular (PPC) lograrían entre 16 y 18 escaños, según el sondeo, lo que supone que los socialistas perderían 10 diputados y el PP se mantendría sin grandes cambios.

El sondeo a pie de urna, elaborado por Ipsos-Eco Consulting, da a la formación de izquierda ICV-EUiA entre 10 y 12 escaños, a Ciutadans (formación centrista partidaria de la unidad) entre 6 y 7 diputados y la candidatura de Unitat Popular (CUP, independentistas de izquierda) entraría con fuerza en la cámara de Cataluña, con 5-6 parlamentarios.

Según este sondeo, el líder de CiU y presidente regional, Artur Mas, no lograría la mayoría “excepcional” que buscaba al adelantar dos años estos comicios, que presentó como el inicio de un proceso soberanista.

La fuerza política más beneficiada sería la de los independentistas de ERC, que pasaría de 10 escaños a ser la segunda fuerza, con entre 20 y 23 diputados, según el sondeo.

Las elecciones celebradas hoy en Cataluña son observadas también en clave nacional después de que el presidente regional, Artur Mas, anunciara sus planes de celebrar un referéndum sobre el futuro de Cataluña en España.