Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

En Colombia criminalizaron la protesta social: CUT

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) denunció que los gobiernos se han empecinado en criminalizar el movimiento obrero, las huelgas y las protestas sociales llevándolas al nivel de terrorismo, situación que difiere del discurso gubernamental y que fue el que puso a temblar el TLC  con la bancada demócrata.

El nuevo presidente de la CUT, Alejandro Pedraza habló con Confidencial Colombia y aclaró que este sindicato aprueba todas y cada una de las movilizaciones  sociales que se desarrollan en Colombia toda vez que la inequidad social, la exclusión y las concesiones abusivas son motivos de reclamo, aparte de ser una vergüenza nacional.

Pedraza, hijo de Duitama (Boyacá) y con 54 años de edad afirmó que tanto las movilizaciones del Catatumbo como las de la minería, los cafeteros y el sector agropecuario son legítimas toda vez que se están haciendo al amparo de la Constitución. El sindicalista lamentó la situación de la clase obrera y dijo que el ejecutivo está confundiendo una creciente ola de muertos de hambre y miserables con terroristas de la peor calaña. “Parece que al Gobierno se le olvida que la gente con hambre y sin opciones se impacienta y reclama”.

Anuncios

Expresó su inconformidad por la manera como el Gobierno asume los reclamos, según él, justos y que nada tienen que ver con orden público sino con temas sociales y reivindicativos.

Anunció que el próximo 19 de agosto habrá una marcha en respaldo al sector agropecuario y dijo que están programados paros en el sector salud, en el magisterio y respaldó la nueva inmovilización en la multinacional Drummond por cuanto no hubo cumplimiento de las directivas de la empresa.

“Ahora falta que salga el gobierno a tildarnos de terroristas solo por pedir que se respeten los derechos fundamentales y constitucionales de la población. Esto no es de ahora, lo que pasa es que el lío se agudizó y lamentablemente estamos como la Unión Patriótica en su momento que fue sometida a un genocidio”, declaró el señor Pedraza.

 

Denunció que desde 1985 se ha presentado una masacre indiscriminada de trabajadores la cual deja de momento 3.000 sindicalistas muertos y un solo caso aclarado por la justicia, el resto, precisa, es impunidad. “Solo un trabajo diplomático hizo que al Gobierno lo sacaran de la lista negra, pero en Colombia nos siguen asesinando, solo en el último año del Gobierno Santos han matado 64 sindicalistas, la gran mayoría del Magisterio”.

 

Para este líder sindical es muy grave que los pliegos de peticiones, en lugar de ir a una mesa de concertación, negociación y cumplimiento, sean arrollados por Ejército y Policía. “El Gobierno está desproporcionado en la forma de arreglar los asuntos que han sido generados por la crisis económica y las copiosas negociaciones de acuerdos comerciales”.

 

En su criterio estos acuerdos están cerrando empresas grandes, pequeñas y medianas, destruyendo empleos y llevando calamidad a millones de familias. Anotó que como si fuera poco se le está dando como terreno baldío el país a las multinacionales, situación que no se debe permitir porque Colombia, si bien tiene administradores, no tiene dueños porque la tierra y la riqueza es de los campesinos, negros, indios y ciudadanos de bien.

 

El dirigente sindical dijo que la cifra que pone a Colombia como la cuarta economía de mayor crecimiento y perspectivas, riñe abiertamente con la séptima posición en inequidad social.

 

“La economía crece en manos de unos pocos empresarios, de los monopolios y de las multinacionales el resto está encaminado hacia la informalidad, el desplazamiento y la miseria absoluta. Entonces como quieren que la gente no salga a pedir dignidad y lo peor, como mezclan empresarios quebrados, desempleados y campesinos empobrecidos con grupos guerrilleros, eso no es sano ni honesto”, apuntó Pedraza.

 

La situación es tan dramática en la clase obrera colombiana que la CUT pasó de tener 1.3 millones de trabajadores afiliados a 570.000, lo que dice que la pérdida del empleo no es retórica ni cuento chino. Aseveró que en el país es enemigo del Gobierno quien critique el modelo económico que entre otras cosas está mandado a recoger.

 

Dentro de las graves y delicadas denuncias de la CUT está la posibilidad que por vía legislativa se reviva el nefasto y mal recordado Estatuto de Seguridad del ex Presidente Turbay. “Hay un proyecto de ley en ese sentido que entrará al Congreso y eso si nos espanta”.

 

El modelo económico fracasó, dijo, porque fue fundamentado sobre la base de la inversión extranjera a partir de los tratados de libre comercio con una felonía que tuvo como base el subsidio para la agricultura y la ganadería americana con la ñapa de que en Colombia les bajaron los aranceles. “Como quien dice nos doblaron la receta y lo terrible fue que el mismo Gobierno se encargó de eso.  Aquí llegan productos de Estados Unidos subsidiados en un 70 por ciento mientras que al campesino colombiano le toca pagar sobrecostos en insumos de alto costo”.

 

Anotó que tristemente el país está sumido en una guerra en donde subversión y ejército tienen sus razones para confrontar, pero pasando por alto los derechos del campesino y de la gente honesta que resulta afectada por un conflicto infame. “Con todo y eso desde la CUT le apostamos a la paz y a la reconstrucción de un país que está hecho añicos y en donde la esperanza y la voluntad pueden ser buenos aliados del diálogo adelantado en la Habana”.

 

Otro punto a revisar con el ejecutivo son los contratos basura que se inventaron para estimular el empleo y en síntesis rehacer todo un Plan de Desarrollo que es tan malo que ni remendándolo sirve.