En busca del Senador número 15

La definición de la presidencia de la Comisión Primera del Senado se convirtió en una disputa política que tiene en vilo los acuerdos iniciales de la Unidad Nacional y de paso, muy cotizado al PIN. Dentro de pocas horas se sabrá la orientación del voto que terminará con un empate técnico entre el Partido de la U y el Partido Liberal.2011-07-27 La ausencia del senador de Cambio Radical, Javier Cáceres detenido por la parapolítica, generó un vacío en la Comisión Primera del Senado, la más importante del parlamento por la naturaleza de las leyes que estudia y en la que tienen asiento los congresistas de más peso de cada partido.

Cáceres era el único senador de Cambio Radical en esta Comisión que según los acuerdos generales de la Unidad Nacional debía asumir la presidencia en el segundo año de este periódo legislativo. Al no existir opción para elegir a un Senador de este partido, el del Ministro del Interior Germán Vargas Lleras, surgió la pregunta ¿Quién debe entonces presidir la Comisión? Desde el 20 de Julio los senadores han venido ensayando respuestas y lo que esta visto, es que ninguna opción va a conseguir dejarlos a todos satisfechos.

La primera opción para resolver el lio, llegó vino por iniciativa de Cambio Radical, dueño del turno en el bate pero sin bateador que intentó “importar” de la comisión segunda al Senador Carlos Fernando Motoa, del Valle del Cauca para asumir la alta dignidad. Pero el asunto resultaba muy complejo, no sólo porque arrojaba dudas jurídicas, sino porque Motoa es el principal rival político en el Valle de una de las senadoras más aguerridas del Partido de la U, Dilian Francisca Toro, quien puso a sus copartidarios en contexto y el director de la U, Senador Juan Lozano se encargó de impedir que la importación del Senador fuera posible.

Sin poder asumir en “persona” , Cambio Radical accedió a cederle al Partido Liberal su lugar y los liberales encantados se tomaron en serio el asunto. Eligieron sin demora en votación interna al senador Luis Fernando Velasco y llegaron con su gallo listo para ser aclamado. Pero la cosa no estaba tan clara. Desde las huestes de la U, salían chispas que anunciaban que no cederían tan fácil ante el arreglo de los “liberales ampliados”, como se le podría llamar a esa amalgama que es la unión de Cambio Radical y el Partido Liberal. Y declararon el duelo.

Lozano argumentó que ser mayoría era una razón suficiente para presidir la comisión, pero los liberales insistieron en que debía respetarse la voluntad del dueño del “pase” como garantía de cumplimiento del pacto original.

Sin acuerdo posible, el asunto se trasladó al ruedo de las votaciones. La U puso sobre la mesa el nombre del senador Manuel Enríquez Rosero y entonces tras el telón, es decir, a puerta cerrada para evitar el espectáculo ante los medios., ensayaron la votación. Resultado: Partido Liberal con Velazco siete y el Partido de la U con Enríquez Rosero siete. Total catorce votos.

¿Dónde está el senador numero 15? Se preguntaron todos en el salón. Y nadie supo que decir.

De los diecinueve Senadores que integran la comisión, tres no estarán por razones conocidas antes de que se presentara este “incidente”. Es decir que solo habrían 15 votos posibles. El del desempate que sí existe, tiene nombre y partido.

Se trata del senador Hemel Hurtado del PIN, que como su sigla lo sugiere, es el de la “Integración” Nacional, es decir el que con el “tin marín de dos pingüe” decide el tema, que por cierto no es cualquier cosa. Presidir la Comisión Primera del Senado es tener la sartén por el mango durante un año para sacar o hundir proyectos imponrtantes, un ejemplo es la reforma a la justicia, una razón por la que tambien por los lados de la U querían impedir la llegada de un senador del ministro Vargas Lleras.

El siempre muy estimado Senador Hemel Hurtado por alguna razón extraña se ausentó del escenario justo en el momento de dar a conocer el nombre de su preferencia, ms tarde adujo que una calamidad doméstica lo había relevado de su tarea legislativa.

A la hora que se escribe este articulo, el senador no ha aparecido a confirmar si se presentará a votar por el nuevo Presidente. Y tanto Velazco como Enríquez Rosero lo buscan de forma desesperada antes de que caiga el telón y empiece la función.

( noticia en desarrollo)