Emisor baja tasas y fija meta de inflación para 2013 en tres por ciento

Después de una larga jornada de trabajo, de consideraciones, análisis y consultas, la Junta Directiva del Banco de la República decidió bajar en 25 puntos básicos las tasas de interés de intervención. Con esta determinación los intereses pasan de 4,75 a 4,50 por ciento. 

El Gerente General del Banco Central, José Darío Uribe explicó que la baja en las tasas de interés fue la consecuencia de varios aspectos entre los que destacó la incertidumbre internacional que persiste.

“Algunos indicadores económicos internacionales han mejorado un poco. La debilidad de un buen número de economías industrializadas y la inexistencia de presiones inflacionarias permiten esperar que las tasas de interés externas se mantengan bajas por un período prolongado”, afirmó.

Anuncios

Según el funcionario, el crecimiento colombiano se ha desacelerado a partir de tasas observadas por encima de sus niveles de tendencia en el segundo semestre de 2011. Agregó que luego de un crecimiento anual de 4.8 por ciento en la primera mitad de 2012, los indicadores recientes de actividad sugieren una moderación en el crecimiento un poco mayor a la esperada.

“La debilidad de la economía mundial y el descenso en la demanda interna se han visto reflejados en el menor crecimiento de las exportaciones y la contracción de la producción industrial. El rango de pronóstico del crecimiento del PIB para 2012 está entre 3.7 por ciento y 4.9 por ciento, con 4.3 por ciento como la cifra mas probable”, aseveró Uribe.

2013 con crecimiento discreto

Para 2013, informó José Darío Uribe, se espera un crecimiento moderado pero sostenido de la demanda externa de productos colombianos, niveles estables de los precios internacionales y amplias condiciones de liquidez internacional. Consideró que la reducción de las tasas de interés de los últimos meses, incluyendo la de este viernes, la estabilidad en el empleo y los niveles de confianza favorables de los hogares, sustentarían una recuperación del crecimiento del consumo respecto al segundo semestre de 2012.

Uribe precisó que tras una juiciosa observación, el Emisor considera que la inversión continuaría siendo impulsada por las obras civiles, por las menores tasas de interés y por la expansión de los proyectos minero-energéticos. De esta manera, se espera un crecimiento en 2013 cercano al crecimiento de la capacidad productiva.

El crecimiento del crédito continúa desacelerándose mientras que los índices de precios de la vivienda nueva y usada se encuentran en niveles históricamente altos.

“La inflación, el promedio de los indicadores de inflación básica y las expectativas se encuentran muy cerca al punto medio del rango meta, es decir al tres por ciento” comentó el gerente.

Otro motivo para bajar las tasas fueron asuntos internacionales toda vez que el Emisor prevé y da por descontado los mayores riesgos sobre la actividad económica del país en 2013. El Banco e la República no descarta una recesión significativa en Europa o la posibilidad de que se presente un fuerte recorte fiscal en los Estados Unidos.

“De acuerdo con la evaluación del actual balance de riesgos, la Junta Directiva considero apropiado reducir la tasa de interés de intervencion a 4,5 por ciento. Con la informacion actual, este es el nivel de tasa de interés compatible con el crecimiento cercano a la capacidad productiva y el cumplimiento de la meta de inflación”, anotó.

La Junta reiteró que el Banco de la Republica tiene a la mano todas las herramientas y recursos suficientes para atender las necesidades de liquidez en moneda local y extranjera que demanda la economía y aquellas que pudieran aparecer en un ambiente de turbulencia financiera internacional.

Fijan meta de inflación para 2013

En su sesión de hoy, la Junta Directiva del Banco Central ratificó su compromiso con la meta de inflación de tres (3) por ciento y reiteró que las acciones de política monetaria continuarán dirigidas a que la inflación se mantenga en dicho valor.
El Gerente General del Emisor, José Darío Uribe afirmó que una inflación baja y estable es la mejor contribución que puede hacer la política monetaria al crecimiento sostenible de la economía y el empleo.

“El tres por ciento de inflación aplica además para efectos legales y el rango meta es tres por ciento con un punto porcentual hacia arriba o hacia abajo”, concluyó.