El Zar del café sostuvo su puesto pidiendo cacao

El Congreso Extraordinario de Cafeteros, máxima instancia de decisión del gremio, terminó con la ratificación de Genaro Muñoz Ortega como Gerente General de la Federación cafetera. Algunos dicen que el titular de la rentable agremiación acudió a exhortaciones y favores para sostenerse al frente de la entidad.

Voces autorizadas y expertas en café le precisaron a Confidencial Colombia que este Congreso culminó con una marcada división por cuanto los productores históricos del grano como Antioquia y Caldas no salieron muy convencidos de la cumbre cafetera que estuvo matizada, entre otras cosas por la ausencia del Gobierno.

Este medio conoció que en días pasados el propio ministro de Hacienda y Crédito Público le había advertido al Gerente de la Federación que el ejecutivo no le jalaba a un show para la reelección del máximo cargo cafetero.

Anuncios

“Esta división en el gremio cafetero fue exacerbada por el mismo gerente que inclusive se atrevió a hablar de la retoma paisa de la Federación, argumento de poco valor y lánguido sentido por cuanto los caficultores, independiente de la región, lo que buscan es eficiencia, gestión y resultados en favor de la caficultura”, comentó la fuente.

Según los cafeteros que votaron en contra, el puesto se sostuvo por las dádivas y puestos que fueron repartidos entre unos pocos que prácticamente le vendieron el alma al diablo.

Aseguran que otrora el cargo de Gerente General de la Federación de Cafeteros era rimbombante, importante, de grandeza y por encima de todo de respeto. “Hoy muy pocos respetan al actual Gerente, una inmensa mayoría no lo ve con buenos ojos y las bases productoras lo tildan de incapaz. “Aquí no se trata de retoma paisa ni nueva colonización antioqueña, el asunto es de manejo eficiente del gremio más añejo y trascendental en el desarrollo del país”.

Independiente de las frases disonantes que dejan un mal sabor en la caficultura, el Congreso Cafetero respaldo la gestión administrativa y el desarrollo de la política cafetera luego de escuchar a Muñoz sobre la gestión de los últimos cuatro años.

Paradójicamente  los caficultores que hablaron de afrontar los difíciles retos de la caficultura  en un ambiente de unidad gremial y bajo el lema “Todos sí Podemos”, terminaron su reunión con las más abismales distancias.

El informe de gestión analizó el periodo desde 2009 hasta marzo del presente año, focalizado en temas básicos cómo transformación productiva, comercialización, inversión social, calidad en la gestión y sostenibilidad financiera.

Transformación productiva

El informe presentado por la Gerencia de la Federación dice que el país ha evidenciado un cambio sustancial en el parque productivo en los últimos cinco años, esfuerzo que está comenzando a dar resultados en materia de producción.

A marzo de este año, el 94 por ciento de las plantaciones del país son tecnificadas, con altas densidades por hectárea. De la misma manera, la gestión de este período permitió que el parque cafetero pasara de un 30 por ciento de variedades resistentes a la roya en el 2008 a un 55 por ciento en la actualidad. “Este cambio sustancial implica que Colombia esté mucho mejor preparada que otros países productores de cafés suaves para afrontar el cambio climático”.

En los últimos cinco años han sido renovadas más de 460.000 hectáreas, es decir, la mitad del total de plantaciones cafeteras en el país, escenario que evidencia que entre el 2010 y 2012 se renovaron 316.000 hectáreas, una cifra histórica para Colombia. “Gracias a este esfuerzo el país tiene hoy cafetales más jóvenes y con mayor capacidad productiva”.

En opinión de Muñoz, la transformación productiva se basa también, en brindar mayor acceso al crédito a los cafeteros. Mediante el programa “Permanencia, Sostenibilidad y Futuro”, que da financiamiento a los pequeños caficultores, se aprobaron más de 185.000 créditos, de cinco millones de pesos en promedio, durante los últimos cinco años, permitiendo financiar la renovación de más de 156.000  hectáreas.

“Las cifras de producción cafetera evidencian los resultados de este inmenso esfuerzo. En el primer trimestre del 2013 la producción registrada de café en Colombia fue 26 por ciento superior a la registrada en el mismo periodo del 2012”, afirmó.

El gerente aseguró que se espera un crecimiento sustancial en la producción del mes de Abril.

Estos resultados fueron calificados de muy importantes toda vez que durante el periodo analizado, la caficultura colombiana enfrentó una compleja coyuntura por la variabilidad y cambio climático asociada con el Fenómeno de La Niña, que afectó la productividad de las plantaciones, reduciendo así las cosechas.

Comercialización, el eje del futuro

En el informe presentado por Muñoz se destaca que desde el 2009 los productores que hacen parte de los programas de cafés especiales sostenibles de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), aumentaron un 142 por ciento, llegando a un total de 162.039 cafeteros vinculados a dichos programas.

Agregó que la institucionalidad de la Federación ha permitido la ejecución de los programas de Apoyo al Ingreso Cafetero (AIC) y el de Protección del Ingreso del Caficultor (PIC), a los cuales han accedido más de 234.000 cafeteros. “A la fecha se ha pagado el 91 por ciento de las 1.3 millones de facturas tramitadas, que equivale a 223.524 millones de pesos. Tan solo un dos por ciento de las facturas se encuentran en revisión”.

Sobre el desarrollo de la estrategia de valor agregado, el Gerente recordó que la institucionalidad exportaba en el año 2000 apenas un nueve por ciento de sus exportaciones con valor añadido, en tanto que para marzo de este año son el  70 por ciento de los embarques del Fondo Nacional del Café que tienen un componente de valor agregado.

El informe dice que la exportación de café colombiano a mercados de países emergentes, tuvo un crecimiento del 46 por ciento entre 2009 y 2012. “De esta manera se están conquistando nuevos mercados para el café colombiano”.

En lo que se refiere a la evolución de la marca Juan Valdez, Muñoz destacó que entre 2010 y 2012 las ventas de Procafecol, crecieron 38 por ciento. En 2012, esta empresa alcanzó utilidad positiva, unos 1.372 millones de pesos y en el primer trimestre del 2013 la utilidad neta alcanzó 839 millones de pesos.

“Adicionalmente, la marca Juan Valdez ha dejado por concepto de regalías cerca de 34.000 millones de pesos en ingresos al Fondo Nacional del Café”, dijo el Gerente en su informe.

Para beneficio de los accionistas, el negocio mejora y es por eso que para el 2013 se espera abrir 49 tiendas nuevas alrededor del mundo para un total de 250 tiendas.

Sostenibilidad financiera, el desafío

En el informe del Gerente de la FNC al Congreso Cafetero, este precisó que desde 2010,  ante la caída en los ingresos por contribución cafetera, consecuencia de la revaluación y de las menores exportaciones,  se implementó un enérgico Plan de Sostenibilidad Financiera al Fondo Nacional del Café. “Entre las diferentes acciones emprendidas se incluyeron ajustes en  el esquema de comercialización, cuya operación actualmente deja un resultado positivo de 63.000 millones de pesos”. Afirmó que han sido destinados 96.000 millones de pesos para reducir el pasivo financiero institucional, provenientes de la venta de activos y la generación de excedentes en la gestión comercial.  

El documento da cuenta de la reducción de gastos en diferentes frentes por 104.000 millones de pesos, situación que generó excedentes por 245.000 millones de pesos en el Fondo Nacional del Café por ahorros y venta de activos.

Al término del Congreso, salieron algunos sonrientes y otros con mirada acética, mostrando sus visibles diferencias. Un sector anotó que habría que ver si es cierta tanta belleza. En lo único que coincide el hoy fracturado gremio cafetero es que el año puede finalizar con una producción de grano superior a los 10 millones de sacos, inclusive con cosecha en el mes de diciembre.