Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

El voto españolista se impone… pero gobernará el independentismo en Cataluña

Ciudadanos (Cs), con Inés Arrimadas al frente, ha salido vencedora de la cita electoral del 21D pero las fuerzas por la independencia han conseguido mantener la mayoría en una jornada que ha arrastrado a las urnas a más del 80% del electorado. Con el escrutinio al 94,49%, la formación naranja consigue 36 escaños, 11 por encima de las autonómicas de 2015 mientras Junts Per Catalunya (JuntsxCat), la formación de Carles Puigdemont, suma 34 escaños; el bloque independentista mantiene en la suma la mayoría. 

Como tercera fuerza se sitúa la ERC de Oriol Junqueras, candidato en prisión, que consigue 32 escaños y 770.077 votos. Le sigue a lo lejos el PSC que con 499.357 votos firma 17 escaños, uno más que en 2015.

Pieza clave desde mañana, CatComú-Podem (los ‘comuns’) consiguen 8 escaños en el Parlament, que podrían dar la absoluta a los dos bandos diferenciados que dejan estos comicios. La renovada CUP, por su parte, pierde seis escaños, sumando cuatro y perdiendo el grupo propio.

Y el PP firma el batacazo de la jornada. De los 11 escaños que tenía en 2012, sale del 21D con 4 diputados insuficientes para formar grupo propio y que les manda directos al Grupo Mixto junto con la CUP. “Ha sido un muy mal resultado”, ha reconocido Xavier García Albiol tras conocer los resultados.

Anuncios

Opciones de gobierno

Para obtener mayoría absoluta, los estatutos del Parlament requieren un mínimo de 68 diputados de los 135 que conforman la cámara catalana.

Bloque constitucionalista (Cs, PSC y PP): 57 escaños

Intentar un tripartito de los defensores de la Constitución es la opción más defendida por Cs. Arrimadas, el rostro de la victoria de esta jornada electoral y de la remontada ‘imposible’ de la formación naranja, aseguró que ella apoyaría la investidura de los candidatos de PSC o PP si hubieran ganado. Defiende que este trío constitucionalista es la opción más viable para revertir la “fractura social y económica” que a su entender a provocado el procés. También tendió la mano a Xavier Domènech a quien pidió que si no el apoyo, sí le diera la abstención de llegar el momento de su investidura. Arrimadas, ya advirtió en una entrevista para El Economista: “No voy a repartir sillas, veremos qué Gobierno se puede configurar”.

Porque no va a ser fácil.  Iceta es reticente al pacto y ha asegurado en varias ocasiones que no haría presidente ni a Albiol ni a Arrimadas en caso de que salieran vencedores. Viéndose él mismo como president, el socialista sí descartó en rotundo la propuesta de los ‘comuns’ para formar otro bloque, éste de izquierdas, conformado por ERC, PSC y CatComú-Podem.

Y el PP… poco puede pedir. El batacazo deja a los populares en una situación de debilidad que no mejoraron los paseos de Rajoy por tierras catalanas. Los lejanos 19 escaños de 2012 evidencian el castigo a su postura durante el desafío secesionista.

Bloque independentista (JuntsxCat, ERC, CUP): 70 escaños

La ola por la independencia aguanta el 21D en suma pero un Govern tranquilo tampoco es fácil por este lado.

ERC, con la defensa a ultranza de su candidato preso, se ha mostrado contraria a investir presidente a Puigdemont, que desde Bruselas pide garantías para volver y no renuncia a recuperar un cargo que le quitó el 155. El expresident dijo que solo volvería a España si ganaba en votos para ser investido.

La CUP, desinflada tras el lavado de cara que exigían sus propios estatutos, era la única formación de este bloque que reflejaba en su programa la vía unilateral y la desobediencia como caminos a seguir tras el 21D. Pero estas elecciones les han quitado, además de votos, la posibilidad de crear grupo en el Parlament.

Además, entre los encarcelados, huidos y procesados, mantener la mayoría absoluta, con menos escaños pero absoluta, pasa por que los enjuiciados renuncien a sus escaños.

La importancia de los ‘comuns’

Ante este panorama de ingobernabilidadque se presume de estos resultados, los ‘comuns’ tienen la clave para deshacer la incógnita. Pero su postura, entre dos aguas, no parece promover una fácil solución.

Ni la DUI ni el 155. El partido que lidera Xavier Domènech y sus ocho diputados pueden dar la absoluta tanto al bloque de Cs, PSC y PP como aire al de los que prometen la república catalana. Su opción más deseada es la que rechaza Iceta, un grupo de izquierdas en el Govern.