Actualidad

El soleo vuelve a ser la pesadilla de James

 

Las molestias en el sóleo le llegan de nuevo a James en un mal momento. Justo cuando comenzaba su plan de reconciliación con el Real Madrid, donde se veía que iba a tener varias oportunidades en los próximos partidos, le llega esta mala noticia que por palabras “es poca cosa” pero que de confirmarse una mayor gravedad podría tenerlo parado más de dos semanas.  

James Rodríguez se quedó fuera de la lista contra el Sevilla por culpa de unas molestias en el sóleo. “El partido de mañana es el más importante. Y James se ha resentido del soleo y como siempre no queremos arriesgar. Creo que es poca cosa pero hay que ser prudente porque tenemos muchos partidos. No arriesgaremos”, así explicó Zidane su ausencia en la convocatoria. En principio las molestias del jugador no suponen un mayor problema, pero el técnico prefirió preservar al ’10’ para los cruciales partidos que se le vienen al equipo blanco, especialmente el de este domingo también contra el Sevilla por Liga. Una de las últimas finales que le quedan al Madrid de aquí a final de temporada. De ganar este fin de semana, pueden dejar media liga sentenciada.

 

Pero ¿podrá estar James para el encuentro de este domingo? La respuesta es aún una incógnita. Si nos atenemos a las palabras de ayer de Zidane en rueda de prensa y los mensajes que vienen desde Madrid, sería muy pronto para forzar a James, pero su molestias no deberían causar la baja esperada que supone un problema serio en el sóleo. Un desgarro en esta zona puede llevar a un tiempo mínimo de baja de quince días. Esta fue la lesión que James sufrió antes de la famosa convocatoria con Colombia en la que viajó para nada y que posteriormente le supuso desencuentros

Publicidad
con su técnico y club. Pero al parecer la gravedad de las molestias actuales no llegarían a este punto y James se habría quedado fuera simplemente por precaución. Dicho esto, su presencia en el encuentro vital contra el Sevilla de este fin de semana se antoja muy difícil.

 

Estos problemas musculares no podían llegarle en peor momento. Justo cuando se han empezado dar los primeros frutos de su reconciliación con el Madrid, le llega, estas molestias en el sóleo. Otra vez de nuevo la zona maldita que ya le paró a mitad de esta campaña. Una lesión muy común en el fútbol que impide al jugador realizar los sprints en carrera con comodidad. Una piedra en el gemelo para hacernos entender. 

 

El plan que tienen en estos momentos cuerpo técnico, club y jugador es intentar una última reconciliación en estos seis meses. El plan pasa porque el jugador goce de los minutos que no ha podido disfrutar hasta el momento y a su vez él muestre todo su compromiso con la casa blanca. Este plan de ruta se ha visto quebrado por estas inesperadas molestias en el sóleo. La idea era que James volviera a tener su oportunidad en este partido de Copa donde habría sido uno de los líderes del equipo en el banco. No se forzará su vuelta. Como Zidane explicó: “No arriesgaremos”. Quedan muchos partidos por delante y los meses más cruciales para el equipo blanco, donde se deciden los títulos. Y James debe estar en plenitud de condiciones para cuando se demande su talento. 

Publicidad
Previous ArticleNext Article