Actualidad

El show de Mourinho en su regreso a Stamford Bridge

 

Mourinho sufrió ayer una dolorosa derrota en el partido de FA Cup que disputaban contra Chelsea. Peor aun que el resultado fue la reprimenda que se llevó de los asistentes al estadio de Stamford Bridge. Templo sagrado para Mou en su momento, ayer fue vilipendiado por los mismo que en su día lo veneraron como a un dios. 

José Mourinho no olvidará fácilmente el día de ayer. No por la derrota y la eliminación que se llevó frente a su exequipo, el Chelsea. Lo que más debió dolerle al técnico portugués fue el mal trato que se llevó del público que en su día lo consideró un auténtico dios y que ayer terminó por llamarle Judas.

 

Mou no podía esperar otro regreso con el United a Stamford Bridge. El portugués no tuvo una papeleta fácil. Desde el minuto 34 se quedó con un hombre menos sobre el campo. Ander Herrera salía expulsado y a partir de ahí el portugués no paró de protestar las decisiones al cuarto árbitro. El hecho no pasó desapercibido para Conte, que también se unió a esta práctica y provocó un enfrentamiento entre ambos técnicos después de una entrada fuerte de Valencia sobre Marcos Alonso.

 


 

 

Pero no solo tuvo roces con el técnico italiano, el cual le ha apartado por completo del Olimpo en el que en

Publicidad
su día le colocó la afición de Stamford Bridge. Ahora ese público venera a un nuevo héroe, que va camino de conquistar su primera Premier League. A Mou no le gustó ni un pelo ese desprecio y menos los cánticos de “Antonio, Antonio” que venían de la grada. De ahí que cuando un aficionado el insultara, decidiera responder con un gesto señalando las tres Premier League que logró como entrenador blue.

 

 


 

 

A Mourinho le llegaron a cantar en el estadio cánticos de “traidor” o “Judas”. La afición de Stamford Bridge no tuvo piedad del técnico más laureado de la historia del club. El portugués llegó cojn bastante resquemor a la rueda de prensa. Ahí devolvió todo este desprecio que recibió sobre el césped: “Pueden decir lo que quieran. Hasta que encuentren un entrenador que gane cuatro títulos (de Premier), sigo siendo el número 1. Cuando lo encuentren, entonces voy a ser el número 2. Mientras tanto, Judas es el número 1“.

 

 

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article