Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

El ruego de Santos

En medio de la tensa situación que vive el país por cuenta de las protestas en varios sectores, el Presidente de la República busca de manera insistente convencer a los caficultores para que desistan ir a paro el próximo 19 de agosto.

“Tal vez no hay un Presidente en la historia de Colombia que haya sido tan generoso y que haya ayudado tanto al gremio cafetero”, con esta frase el Presidente Juan Manuel Santos, busca que sus palabras tengan eco y lograr conjurar el paro cafetero anunciado para el próximo 19 de agosto.

 

Anuncios

Y al parecer se va a dedicar en todos los discursos a este ‘ruego’, por llamarlo de alguna manera para que el mensaje le llegue verdaderamente a los caficultores de cada rincón del país y no se dejen contagiar por los intereses de otros.

 

“Por favor no hablen de paro, porque fíjense como se transforman los paros en otras cosas que no le convienen ni a la economía cafetera, ni a la economía en general, ni al país. Hablar de un nuevo paro no tienen ningún sentido, no es lógico y sería tremendamente injusto y contraproducente”, imploró el Presidente Santos desde Pereira, luego de una reunión con alcaldes y gobernadores del Eje Cafetero.

 

Santos se dedica a la entrega cifras y hace comparaciones con las anteriores crisis que ha vivido el sector. Puso el ejemplo de la crisis de 2001-2002 cuando siendo Ministro de Hacienda en el gobierno de Andrés Pastrana, se entregó a los cafeteros cerca de 500 mil millones de pesos. Aseguró el mandatario que ahora esa cifra se duplicó, ya que lo pactado a principios de año para levantar el primer paro, fue de 1 billón 27 mil millones de pesos para todo el 2013, de los cuales ya se han entregado más de 500 mil millones, la misma cifra de hace 12 años.

 

Insistió en que su gobierno ha sido generoso con los cafeteros y reconoció que por ello se ha ganado duras críticas de otros sectores.

 

“Otros sectores me dicen: ‘¿Por qué no recibimos nosotros los mismos recursos?’.

 

Lo hice deliberadamente, a conciencia, porque sé que esa plata se irriga en el resto de la economía. Toda mi vida, desde el momento que me gradué de la universidad, he estado pendiente de los cafeteros. Mi primer puesto fue con la Federación de Cafeteros en Chinchiná, Caldas. Duré trabajando con la Federación, a favor de los cafeteros, durante cerca de 10 años”, recuerda una y otra vez Santos.

 

La reiteración de su discurso se debe a que las reuniones que han sostenido sus ministros de Hacienda y Agricultura con los líderes cafeteros, no han servido para que desistan de suspender las actividades y protestar.

 

Se ha pasado por todos los tonos, el del diálogo conciliador, el fuerte cuando el Ministro Mauricio Cárdenas dijo que ‘la chequera se agotó’ y no habrá más dinero para subsidios, el de los señalamientos, cuando el propio Presidente advirtió que ese paro es con fines electorales, además de asegurar que miembros del movimiento Dignidad Cafetera, puede estar infiltrado por actores armados.

 

Ahora entra el tono de súplica, el que Santos espera que surta un mayor efecto para evitar una nueva crisis. Tiene un mes para que su equipo de gobierno llegue a otro acuerdo con los cafeteros.

 

Sin embargo, Dignidad Cafetera dejó en firme la decisión de ir a la huelga en agosto, culpando al propio gobierno de generar las inconformidades.

 

“Lo que se verifica es que el Gobierno hace conciencia de su incumplimiento en un 90 por ciento, y el mismo Vicepresidente Angelino Garzón da como argumento que hay que cumplir, que no tienen nada más que cumplir. Entonces aquí el Gobierno nacional por su incumplimiento y por su irresponsabilidad es el que está convocando la jornada nacional de protesta”, dijo el ex congresista Orlando Beltrán, vocero de Dignidad Cafetera.

 

A su vez, el Ministro de Agricultura, Hernán Estupiñan, anunció un ‘plan de choque’ dirigido a asegurar el pago oportuno del subsidio que otorga el Gobierno a todos los cafeteros del país y consiste en el desplazamiento a varios municipios por parte de los funcionarios del Ministerio, la Federación de Cafeteros y del Banco Agrario para llegarles a los pequeños productores con soluciones concretas.

 

“El propósito es que el PIC  o Programa de Protección del  Ingreso del Caficultor, le llegue a todos los pequeños cultivadores del  país a quienes, por razones del lugar donde viven, de las distancias, de la cantidad de café  que producen o de otras circunstancias, no se han beneficiado del subsidio”, dijo Estupiñan.

 

Así mismo, anunció la posibilidad, previa consulta con la Superintendencia de Industria y Comercio, de que las cooperativas paguen en forma directa e inmediata, contra la presentación de la factura, el valor del café que venda cultivador.

 

Luego de esta correría por los municipios, se volverán a reunir el próximo 2 de agosto con el Vicepresidente Garzón a la cabeza y el Ministro de Agricultura, para revisar el acuerdo hecho en Pereira con Dignidad Cafetera y evitar el tan anunciado paro.