Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

El porqué de los agüeros y costumbres para este fin de año

El Año Nuevo es una fiesta repleta de optimismo, una noche en que el cambio de calendario da la ilusión de que todo puede mejorar, desde la economía personal hasta la misma felicidad y los proyectos de superación personal. Toca abrir nuevos retos para el año que comienza y en Colombia existen numerosas costumbres que nos ayudan desde la creencia popular a afrontar los 365 días que se avecinan con un espíritu renovado. Estos son los cuatro principales agüeros más extendidos, como hay que desarrollarlos correctamente y sus orígenes.

 

Las 12 uvas de la suerte

Anuncios

La tradición de comer 12 uvas exactamente a las 12 de la noche llegó a América Latina desde España. Para tener 12 meses de buena suerte y prosperidad es necesario comer una uva con el sonido de cada campanada de la medianoche.

 

El origen de esta tradición viene de España, en donde hace más de 125 años se hace. Según periódicos de la época, la clase burguesa española, imitando a la francesa, comenzó a celebrar Nochevieja comiendo uvas y tomando vino espumante.

 

Ropa Interior amarilla

Según cuenta la historia, el ponerse ropa interior amarilla está relacionado al color del sol, que representa la eternidad y la energía vital de nuestro planeta. En algunas culturas el amarillo significa madurez del otoño y para otros representa el oro, el metal más noble que ha sido el símbolo de la riqueza.

Por ello, utilizar prendas amarillas simboliza atraer la abundancia en todos los sentidos, la fecundidad, la pasión y por sobre todo, la energía vital para enfrentar un nuevo año en nuestras vidas.

 

Muchas personas se han adaptado a esta tradicional costumbre, desde piñatas, sombreros, anteojos, ropa íntima y varios objetos de color amarillo. Sin embargo, no hay un conocimiento real de su significado o de su origen.

 

Año viejo

Armar un gran muñeco con materiales inflamables y prenderlo fuego en la calle es una costumbre que existe en Colombia y en otros países latinoamericanos para el fin de año. El Año Viejo o El Viejo, es la idea es juntarse con familiares, vecinos y amigos para crear muñecos que representen acontecimientos o personajes negativos del año que se termina y luego quemarlos para ponerles fin y dejarlos atrás. Su origen viene de ciertas tradiciones de brujería de algunas culturas del Mar Caribe.

 

 

Paseo con la maleta

Una vez terminamos las uvas y hemos recibido el nuevo año rodeado de nuestros familiares y amigos más cercanos, debemos ir a la habitación de nuestra casa y coger alguna maleta. Para que este ritual surja efecto tienes que ir a la calle a pasear con tu maleta, y es aquí donde existen diferentes versiones. Hay en algunos países donde al salir por la puerta de casa con tu maleta para pasearla durante la Nochevieja tienes que dar un portazo, para que a la misma vez de atraer el viaje estamos espantando a los malos espíritus que nos persiguieron durante el año anterior.

 

Para terminar con este ritual, que al parecer lo exportaron en el continente emigrantes italianos, debemos entrar de nuevo en casa después de haber paseado con nuestra maleta llena de ropa por las calles y recorreremos también la casa cargados con nuestra maleta para que todos los rincones de nuestro hogar atraigan un año lleno de viajes.