“El Partido Conservador no puede seguir siendo el incondicional del Gobierno de turno”

La ex ministra de Defensa dejó clara su posición de ser candidata presidencial por el Partido Conservador y afirmó que esta colectividad, durante un congreso interno, debe definir un aspirante propio para los próximos comicios presidenciales. Además, ratificó su posición frente a la mesa de diálogo en La Habana, la buena noticia de tener al expresidente Uribe como cabeza de una lista al Senado y la posibilidad de una candidatura del presidente Santos.

Martha Lucía Ramírez resaltó la importancia que el Partido Conservador ha tenido durante sus 200 años de historia y recalcó que su colectividad tiene que salir del actual letargo en el que se encuentra. “El Partido no puede seguir siendo el incondicional del Gobierno de turno. El partido tiene ideas, propuestas, historia, trayectoria; además tiene una influencia muy grande en la vida institucional y constitucional de Colombia”.

 

Anuncios

Le exembajadora de Francia además de postular su nombre, quiere promover una coalición entre su partido natural y el movimiento Puro Centro Democrático. “la propuesta mía es la de tener una candidatura independiente y promover una coalición entre el Partido Conservador y el Puro Centro Democrático, para que de estas dos colectividades salga una que cuente con todo el apoyo del presidente Uribe y mucha gente afín al uribismo, que también lo es al conservatismo”.

 

La posibilidad que el expresidente Uribe encabece una lista al Senado por el Partido de la ‘U’, es algo que a la futura candidata conservadora le genera grandes expectativas. “Me parece que sería excelente porque el presidente Uribe es una persona que tiene toda las capacidad de hacer un trabajo importante, generaría buenas propuestas, promovería las bancadas, le devolvería al Congreso credibilidad y ayudaría a que se deje esa actitud subalterna frente al Gobierno; con el fin de recuperar un congreso en donde haya debates profundos, se ejerza el trabajo legislativo con independencia y cuando haya necesidad, con una bancada fuerte, se llegue inclusive a generar una oposición importante”.

 

Respecto a los diálogos de La Habana, fue enfática al decir que no se están viendo resultados, cree que ya es hora de que las Farc muestren una verdadera disposición de Paz. “Veo un proceso con una dinámica lenta y con unos resultados inciertos. Me parece que ya después de dos meses debería estar mostrando resultados concretos que le den al país la sensación de que las Farc sí tienen la disposición de hacer la Paz. Lo mínimo que deberían hacer para demostrar esta disposición sería entregar un mapa de todas las minas que han venido sembrado en Colombia, para así hacer un desminado en todas las regiones para evitar seguir viendo a colombianos mutilados. Pero después de tres meses, cuando ni si quiera eso se le ha dado a la sociedad colombiana, pienso que hay motivos para ser escépticos”.

 

En su futuro plan de gobierno, la exministra abre las cartas a lo que sería el manejo del conflicto armado colombiano y deja entrever su total desacuerdo con un fin netamente dialogado. “La solución al conflicto es un Estado de Derecho comprometido. Primero que todo necesitamos que haya presencia de la fuerza pública en todo el territorio, además,  que cada una de nuestras unidades militares esté acompañada por las otras alas del Gobierno que son justicia, educación, salud, infraestructura y buenas condiciones de trabajo para los colombianos. Un Estado de Derecho que les garantice a los colombianos condiciones de vida digna, es un Estado que puede derrotar a cualquier grupo ilegal en nuestro país, y a esos grupos hay que seguirles aplicando la estrategia militar que se les hizo durante la seguridad democrática, acompañada de una presión judicial”.

 

Respecto a una posible candidatura del presidente Juan Manuel Santos, la líder conservadora cree que todavía no está seguro nada, pero es consiente que todos los vientos soplan hacía una reelección. “Creo que con esta cantidad de afirmaciones que hace el presidente Santos y la gran cantidad de gasto público que está orientado a darle beneficios a la gente más pobre, se puede decir que esto tiene nombre propio y se llama reelección”.

 

Con la postulación de la exministra, se abren las posibilidades de la derecha para tener otro candidato más sujeto a la ideología uribista, puesto que el Puro Centro Democrático ya tiene como ficha fija a otro exfuncionario del Gobierno anterior, Óscar Iván Zuluaga.