Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

El momento en el que Totti cambió su destino y juró amor eterno a la Roma

Francesco Totti puso fin ayer a 25 años de amor con la Roma. ‘Il capitano’ se despidió de su afición en una de las marchas más emotivas que se recuerdan de un jugador. El fin del último ‘One Club Men’, una especie en vías de extinción que no encaja en los tiempos modernos en los que el mercado ha desvirtuado toda sentido de pertenencia a una camiseta.

 

 

Anuncios

Pero en esa relación que Totti ha extendido hasta sus 40 años, hubo un momento en el que existió la posibilidad muy grande de cambiar el destino. Corría el año 2004 y el Madrid de los Galácticos buscaba a las mejores joyas del mercado. Florentino solo tenía una idea en mente, llevar a los cracks del planeta, y en ese elenco de candidatos tenía una preferencia especial por Totti.

 

En ese equipo en el figuraban Figo, Raúl, Zidane, Ronaldo y Beckham pretendía coronarlo con el mejor jugador de Italia. El mismo Totti reconoció tiempo después que estuvo muy cerca de fichar por el equipo blanco: “Hubo un momento, hace doce años, en el que consideré la posibilidad de dejar Roma e ir a jugar en el Real Madrid. Cuando te quiere un club de éxito, quizás el mejor del mundo, empiezas a pensar en cómo sería tu vida en otro lugar”, confesó Totti el pasado año en una entrevista. 

 

Totti rechazó finalmente los cantos de sirena del que era el equipo del momento, y prefirió jurar fidelidad eterna al conjunto que lo vio crecer desde que era un pequeño. Pero en esa decisión final existió una tercera persona que le convenció para quedarse. Franco Sensi, presidente entonces del club romanista, y su familia fueron claves para hacerle cambiar de opinión.

 

“Me hicieron recordar lo que es la vida”, explicó para France Football. “Si me hubiera ido al Real Madrid habría ganado tres Champions, dos Balones de Oro y muchas otras cosas, pero prefiero lo que he hecho”, confesaba incluso.

 

El resto de la historia es la que todos sabemos. Totti se quedó en la Roma, donde apenas pudo conquistar dos Copas de Italia y una Supercopa. En lo individual recibió varias distinciones. Se quedó a las puertas del Balón de Oro en 2008 y logró incluso el trofeo de goleador en la Serie A italiana. Con la selección conquistó el Mundial en 2006 pero no hay quien dude que de haber recalado en el Madrid bien pudiera haber engrosado el triple su palmarés. No era la preferencia de Totti. El único jugador en estos tiempos que cambió el prestigio en galardones por el reconocimiento eterno de todos los hinchas del fútbol. Hasta siempre Capitano.