Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

El Leon ya tiene la Novena estrella

 

El gol de Urrego a los diez minutos permite a Santa Fe manejar el partido con una sólida defensa. Tolima se quedó sin argumentos ante la muralla de los cardenales, convirtiendo la final en un tedioso monólogo en el que nunca llegaron a intimidar la portería de Castellanos. Con la victoria, llega a los 84 puntos que lo coronan como el mejor de Colombia en 2016.   

Santa Fe ya tiene la Novena. Los cardenales son los nuevos campeones de la Liga Águila. El conjunto de Gustavo Costas se impuso en la final a un Tolima que nunca puso argumentos suficientes como para rechistarse, simplemente ganó el menos malo o mejor dicho, el que más acertó y menos falló.

Anuncios

 

Santa Fe hizo justicia en la final al juego que lo ha caracterizado en los últimos meses, apoyados en un papel correcto en defensa y cediendo descaradamente el balón al rival. Se lo puso fácil Tolima condediendo el primer gol a los once minutos, su falta de lucidez en ataque permitió que los capitalinos nunca se preocuparan por perder la ventaja.

 

Tan fiel fue Santa Fe a su estilo que anotó el gol con la mejor arma que ha tenido en las últimas semanas, el balón parado. Urrego batía a Silva con un remate de cabeza a un buen servicio de nuevo de Jonathan Gómez. El volante argentino sacó de nuevo el gante en su bota derecha para decantar el partido del lado cardenal.

 

A partir del gol, Santa Fe plantó el autobús. Le regaló el esférico a Tolima y le retó a hacer un gol si podía lograrlo. Los pijaos fracasaron en el intento. Mostraron menos intenciones que Uribe por lograr la paz. Le faltó sangre, voluntad y sobre todo fútbol para derribar la muralla de Santa Fe. Su candidatura al título fue tan débil que casi hubiera dado lo mismo no se hubiera presentado. Solo un remate de Quiñones puso en problemas a Castellanos en la primera mitad.

 

En la segunda lo intentó Angelo Rodríguez por partida doble pero sus remates se volvían a topar con el arquero cardenal. Ante la falta de empeño de los pijaos Santa Fe vio la oportunidad de liquidar el encuentro y casi lo logra por emdio de Osorio Botello. El delantero desperdició un mano a mano contra Silva que podría haberles hecho cantar al momento la Novena, pero con su fallo le dio algo de morbo al final del encuentro.

 

Un morbo que no llegó porque el encuentro murió en la misma línea que había marcado la final, sin ningún sobresalto. Mosquera acabó expulsado, fruto de la desesperación tolimense. Los cardenales ni siquiera sufrieron en el descuento, acabaron matando el partido en campo contrario. Lo único que esperaban era el pitido que diera pistolezao inicial a la fiesta. Cuando Wilmar Roldán señaló el final, estalló el júbilo. Costas grito de rabia al momento, había contenido demasiado sufrimiento. El que le había provocado seguro el fútbol de su equipo, que se ha acostumbrado a vivir de los errores del rival y disminuir los propios.

 

La Novena de Santa Fe no será recordada por su juego, pero contará de igual manera en las vitrinas del León. La victoria le otorga un premio doble, con los tres puntos Santa Fe se proclama además como el mejor de Colombia en 2016. Un logro que muchos podrán considerar injusto por la pobreza de estilo de los albirrojos, pero los números no engañan y cuentan que Santa Fe ha sido el mejor.