El hombre tras el espectáculo

El próximo viernes se llevará a cabo en Vinacure un tributo a Madonna, allí, Gigi Williams, será el encargado de transportar a los asistentes a una de las siempre exitosas presentaciones de la reina del pop, pero ¿qué es de Gigi antes de subir a un escenario con grandes cantidades de maquillaje sobre su rostro, vestido con excéntricos atuendos?

“En la medida que todos sepamos lo libres que somos, todo mejorará, pues poseemos la capacidad de decidir y de hacer las cosas bien, no necesitamos a nadie que nos diga: ¡hazlo!, cada quien tiene la opción de decidirlo, hacerlo bien, mejorar y celebrarlo siempre”, aún resuenan en mi cabeza estás palabras, me las dijo Gilberto Berrio tras un extenuante ensayo de lo que será el evento del viernes.

 

Anuncios

Pienso que tiene mucha razón y que aquel personaje que está sentado allí, frente a mí, vestido totalmente de negro y que lleva consigo un gorro de lana, (el cual llegué a considerar en cierto momento una prenda demasiado engorrosa e inútil durante un baile) es evidentemente algo más complejo que una drag queen.

 

Así que con la impertinencia que nos caracteriza a unos cuantos fotógrafos, subo al escenario con la excusa de hacerle unas preguntas, él, como si tuviese una premonición y supiese exactamente porque estoy allí de pie, sonríe y me dice: “En el momento en que termina el evento uno dice: “Se fue rápido” pero los ensayos son diferentes, porque pueden ser tres horas, repita, repita y repita. ¿Dónde nos sentamos?”   

 

Le explico que de Gigi Williams, sé varias cosas, que incluso he asistido a unas cuantas de sus presentaciones y que no pude evitar sentirme anonadada aquella vez que le vi representando a David Bowie, así que ahora que halló la oportunidad quiero preguntarle ¿quién está tras todo este espectáculo?

 

Gigi Williams: Soy bautizado lastimosamente bajo el nombre de Gilberto Berrio, tengo 35 años, nací en el 77, soy acuario y dragón en el horóscopo chino.  

 

Confidencial Colombia: y ¿a qué se dedica Gilberto?

 

G.W: A cumplir mis sueños, yo pretendo morir en paz, sin frustraciones y lo que hago hace parte de eso que me gusta.

 

C.C: ¿Y qué es exactamente eso que le gusta?

 

G.W: Soy artista autodidacta, pinto, canto, bailo, me atrevo en realidad, porque siempre he pensado que todo el mundo es artista sino que después, cuando se es “adulto” decide enfocarse de manera diferente.

 

C.C: ¿Cuándo siente el llamado del arte?

 

G.W: Digamos que desde siempre, yo fui como medio autista (risas) siempre me encerraba a pintar, a hacer muñequitos de plastilina y a explorar en medio de la soledad ese tipo de cosas, la música, lo histriónico.

 

C.C:  ¿cuándo empieza a dejar que otros vean su arte?

 

G.W: Desde los 15 años, es decir hace 20 años, después llegué acá en el 2000 y empecé a trabajar con zona franca producciones que actualmente hace parte de Theatron, después me vinculé a Vinacure, hace 5 años, por medio de una audición que presente en navidad.

 

C.C: ¿En qué le ha ayudado su trabajo?

 

G.W: Ayuda a conectarse con otras personas que tienen la misma sintonía de libertad, que son mis amigos, colegas, mi familia… como que siempre estamos en el cuento de trascender, de mejorar de cumplir nuestros sueños.

 

C.C: ¿En qué otro proyecto está trabajando actualmente?

 

G.W: Estoy trabajando en la última obra que está haciendo Casa Ensamble que se llama Cabared y es protagonizada por Cony Camelo.

 

C.C: ¿ Cómo ha sido la recepción del público?

 

G.W: Buena, aunque mi personaje es bastante indescifrable y de primera hay gente como choca, pero igual saben que es una obra de teatro.

 

C.C:  ¿Y hasta cuando en temporada?

 

G.W:  Por ahí escuche que hasta septiembre, otros dicen que hasta diciembre, por mí hasta junio del otro año…

 

Como es natural, uno podría decir que los espectáculos de Gigi giran alrededor de él, al fin de cuentas es quien canta, baila e interpreta, sin embargo, así como tras Gigi hay un Gilberto Berrio, junto a espectáculos como el que tendrá lugar el viernes en Vinacure, hay un grupo de trabajo, en este caso cuatro bailarines que derrocharán energía en el escenario.

 

Ellos son Elba, Karina, Andrés y Jorge y estas sus historias.  

 

C.C: ¿ Y ustedes están dedicadas totalmente a la danza?

 

Karina: Sí, este es nuestro arte, nuestra profesión, aunque también dictamos clases y acompañamos artistas como en este caso.

 

C.C:  ¿De dónde nace el amor por el baile?

 

Elba: Yo inicié con el modelaje, de hecho, nunca pensé que fuera a bailar, terminé en este cuento por cosas de la vida, ni siquiera me gustaba pero finalmente me enamoré totalmente y desde hace unos diez años dejé de lado el modelaje para bailar, aunque se puede alternar, no hay lio (risas)

 

Karina: Yo terminé dos carreras, pues siempre los papas le dicen a uno que estudie algo que de plata, así que estudié administración hotelera y fue imposible, porque yo no podía trabajar 8 horas y ganarme el mínimo, entonces terminé y regrese al baile, luego me puse a estudiar estética y me gradué en el 2009 y fue lo mismo, regresé al baile…

 

G.W: De todas maneras el ser es universal, aunque vivimos en un sistema y debemos respetar normas, no hay que dejarse limitar, el ser humano es extenso y explorable, ahora, ella es hotelera, estilista, bailarina y seguramente que podría llegar a ser muchas más cosas.

 

Karina: Sin embargo, lo que me llena a plenitud es el baile, ya llevo mucho tiempo diciéndome ¡es así! Ya no se puede cambiar.

 

Jorge Castillo: A mí me gusta mucho lo que tiene que ver con el arte, la expresión corporal el mostrar algo a alguien y que lo admiren como tal, yo estudié comunicación social, a nivel técnico, la terminé, me gusta, bienvenidas sean las propuestas que salgan, pero a lo que más le he dedicado tiempo es al baile, porque gracias a dios o por cosas de la vida, es donde más me sale trabajo.

 

También como mi compañera Elba, comencé en una academia de modelaje y allí en las clases de baile me vieron la estrellita y yo soy de esas personas que cuando van a hacer algo y lo tienen que hacer perfecto, he estado en esto hace como 10 o 12 años, actualmente tengo 24, así que aclaro que no es que sea viejo, es que empecé temprano (Risas).

 

Andrés: Yo tengo 24 años, desde pequeño me ha gustado bailar, era de esos que ensayaba solo frente al espejo. Esta es mi arte y es lo que hago, así mismo la vida se ha encargado de que se me faciliten mucho las cosas en el medio, he hecho cosas de modelaje, pero nunca he estado en una academia, en el baile también me ha ido súper bien, además he hecho muchas cosas en televisión y actuación…

 

C.C:  Una palabra que describa a Andrés…

 

Andrés: Humildad (Risas)

 

C.C:  ¿Cómo conoce Andrés a Gigi?

 

Andrés: Conocí a Gigi trabajando en Theatron, me pareció un artista muy bueno, empezando porque siempre he sido muy amante de las divas como Madonna, Beyonce, Britney Spears y me gusto mucho el trabajo de él, de cómo las interpreta, ese proceso que no solamente es parecerse al personaje, sino la caracterización, como él se maquilla para lograse ver tal cual, admiro mucho lo que hace, pues lo hace súper bien.

 

C.C:  ¿Qué siente cuando ensayan?

 

Andrés: Cuando ensayamos con Gigi yo siempre siento (en este caso) como si lo estuviese haciendo con Madonna.

 

C.C:  ¿Como grupo cuánto tiempo llevan trabajando?

 

G.W: Es que nosotros somos seres en el tiempo sin tiempo, pero poniéndonos formales, como unos 5 años

 

C.C:   ¿Y a veces no resulta tenso trabajar con los amigos, con los que uno comparte otro tipo de cosas?

 

G.W: Igual no somos solamente nosotros, entonces nos estamos rotando siempre.

 

Andrés: Es mejor trabajar con gente que uno ya conoce porque hay conexión y ya uno conoce su personalidad, su actitud, con quién se puede contar con quién no

 

G.W:  Además nos respetamos los tiempos

 

C.C:   ¿Son muy rigurosos con eso?

 

G.W:  Rigurosos no, porque la palabra suena como… nos respetamos nuestros tiempo sin tiempo.

 

J.C: ¡Respeto!

 

G.W:  ¡Exacto! nos respetamos, no solo en cumplir el horario sino en todo.


C.C:   Ahora sí, la pregunta obligada ¿Qué vamos a ver el viernes?


G.W:  Vamos a hacer una retrospectiva de Madonna, desde los 80’s hasta ahora, con un orden de canciones que son like a virgin, Lucky Star, mezclado con Hung Up, un intermedio donde los chicos hacen music, luego el masterpiece con la isla bonita y finalizamos con Give Me All Your Love y celebration, es como una adaptación de un concierto, nuestra versión, basada en varias presentaciones en vivo de Madonna.

 

C.C:  ¿Qué esperan del público?

 

G.W:  Que se “enpeliculen” con nosotros, que recuerden la década que vamos a estar mostrando, y pues lo que yo siempre digo, que se den la oportunidad de soñar, de liberarse, que dejen sacar el niño interno que algunos lo ponen a dormir, no sé por qué.