El héroe de 14 años que conmocionó a Pakistán

Aitazaz Hassan Bangash, murió al tratar de detener a un bombardero suicida que detonó el explosivo en la entrada de su colegio. El infante, que logró salvarle la vida a sus compañeros de clase, merece el mismo reconocimiento que Malala Yousafzai, la joven pakistaní que revoluciona los términos de la educación en el país, dice su primo.

El joven de noveno grado fue el “héroe” de un trágico episodio de violencia que conmocionó a la región de Hangu, al norte de Pakistán, luego de que intentara taclear a un bombardero suicida que detonó una bomba en la entrada principal del colegio Ibrahimzai School, el lunes por la mañana., informó CNN.

 

Anuncios

El primo de Aitazaz Hassan Bangash, contó que el joven se dirigía al colegio y vio a un sujeto usando el uniforme de la institución educativa a la que pertenecen. El sospechoso, un par de años mayor que Bangash, le preguntó en qué dirección se ubicaban las instalaciones de la escuela.

 

Aitazaz y su primo, Musadiq Ali Bangash, lograron alertarse a tiempo, sin embargo el sospechoso ya estaba a pocos pasos de la entrada principal. Bangash relata que “los demás estudiantes se apartaron, pero Aitazaz se enfrentó al bombardero y trató de atraparlo. Durante la persecución, el sujeto entró en pánico y detonó el explosivo”.

 

Rajab Ali, testigo del atentado, explicó al diario internacional que vio a Aitazaz lanzarle una piedra a una persona que intentaba entrar a la escuela. “La explosión ocurrió cuando Aitazaz lo atrapó”.

 

El infante y el bombardero murieron instantáneamente. Otros testigos aseguran que la explosión dejó a dos personas heridas. La Policía local confirmó los hechos.  

 

La escuela en donde ocurrieron los hechos, recibe a estudiantes tanto suníes como chiíes, dos clanes milenarios en constante enfrentamiento. El distrito de Hangu, limita con estos asentamientos de orden religioso y político.

 

Bangash añadió que su primo le salvó la vida a cientos de estudiantes, razón tal que merece el mismo reconocimiento que Malala Yousafzai, la joven pakistaní que recibió un disparo en la cabeza en octubre del 2012 por impulsar nuevos modelos de educación para las mujeres en Pakistán.