Actualidad

'El Dorado' sigue su camino de la salvación

‘El Dorado’, un colosal mural recubierto en hojilla de oro es una de las obras más emblemáticas del artista colombiano Eduardo Ramírez-Villamizar, sin embargo, fue confinado al olvido y condenado al deterioro. Actualmente, el Ministerio de Cultura ha destinado recursos para llevar a cabo los estudios pertinentes a esta obra de arte. 

Después que Confidencial Colombia hiciera visible el lamentable estado en el que se encuentra el mural ‘El Dorado’, la ministra de cultura Mariana Garcés tomó cartas en el asunto.  Actualmente se establece la necesidad de declarar la obra del maestro Eduardo Ramírez Villamizar como Bien de Interés Cultural de del ámbito Nacional (BICNal), para poder tomar las acciones pertinentes.

 

En un edificio de veintitrés pisos, ubicado en la carrera décima con Jiménez y donde actualmente funcionan los juzgados civiles del circuito (edificio de los Juzgados Civiles del Circuito – carrera 10 N°. 14-15), se encuentra un mural del artista colombiano Eduardo Ramírez-Villamizar completamente abandonado y deteriorado. 

 

El mural, que fue concebido en 1958 para ser instalado en el  primer piso y el mezannine del mencionado edificio, está compuesto de cuatro partes, separadas verticalmente por el entrepiso y horizontalmente por una puerta de acceso en los dos niveles. Actualmente, el mural solo está expuesto al público en su parte inferior, es decir en el primer piso, mientras que las dos partes que están en el mezannine han sido cubiertas por una pared de dry wall.

 
Las medidas de la obra de arte ‘El Dorado’, son aproximadamente 7.50 m de alto por 35.50 metros de ancho, siendo la parte inferior la más alta. El mural está construido por piezas de madera talladas, ensambladas entre sí y doradas con laminilla de oro; dichas piezas a su vez, se encuentran ancladas a un muro de concreto también dorado.

 

Lea también: ¿Otro Dorado perdido que se convertirá en leyenda?

 
En noviembre del 2014 el Ministerio de Cultura recibió una comunicación remitida por las señoras María Margarita y María Carolina Villamizar, familiares del fallecido artista, mediante la cual se le solicitaba a ese despacho “tomar medidas de protección y sacar adelante el proyecto de recuperación y conservación”.

 

Teniendo en cuenta la importancia de Ramírez-Villamizar para el arte contemporáneo colombiano, desde el año pasado la entidad gubernamental ha realizado en total tres visitas por parte de funcionarios de la Dirección de Patrimonio y la Dirección de artes, para establecer a modo general el estado del mural, así como las condiciones del edificio en el que se encuentra instalado.

 

Es importante mencionar que, si bien el mural aún no está declarado como Bien de Interés Cultural de del ámbito Nacional (BICNal), y por tanto no es competencia de ese Ministerio las acciones de mantenimiento e intervención, a partir de las mencionadas visitas han logrado establecer la necesidad de declararlo como BIC para poder tomar las acciones pertinentes.
 

Por ello el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección de Patrimonio, ha destinado recursos para llevar a cabo los estudios cuyo alcance es “Realizar los estudios preliminares, valoración, diagnóstico, propuesta de intervención, propuesta de desmontaje y traslado, y propuesta del montaje del mural “El Dorado” del artista Eduardo Ramírez Villamizar ubicado en Bogotá, Colombia”. 

 
El producto de dichos estudios será la valoración, que de acuerdo al Decreto 763 de 2009, título II, artículo 6, es necesaria para hacer la declaratoria como BICNal. 
 

Adicionalmente, se podrá establecer el estado de conservación y diagnóstico, que será la base para la propuesta de intervención que podrá solucionar todos los deterioros que el mural presenta actualmente.  Es importante recordar, que el alcance de dichos estudios lo establece  la resolución 0983 de 2010, capítulo séptimo, artículo 32; también se contempla la propuesta de desmontaje y traslado del mural basándose en los datos recogidos en los apartados anteriores.  Se evaluará la pertinencia del traslado del mural, teniendo en cuenta las condiciones del lugar donde se localiza actualmente, y la incidencia de estas en su estado de conservación, las características de la estructura portante, así como de las piezas talladas y sus sistemas de ensamble. La propuesta deberá describir la realización de actividades previas tales como la marcación de piezas y ensambles, así como el sistema de desmonte, traslado y embalaje, teniendo en cuenta materiales, equipos y herramientas necesarias. Finalmente, deberá describir las condiciones con que debe cumplir el lugar nuevo de emplazamiento, teniendo en cuenta la estructura, dimensiones, condiciones ambientales, entre otros que se consideren pertinentes.

 

Lea también: ‘El Dorado’ iría al Teatro Colón

 
La inversión del Ministerio de Cultura para estos estudios será de $99.812.316,00. La contratación se hará por medio de un proceso de contratación pública que ya fue publicado dos veces: la primera bajo el código MC-CM-012-2015, proceso que fue declarado desierto ya que no se recibieron propuestas; la segunda, bajo el número de proceso MC-CM-014-2015, que se cerró el día 4 de junio; las propuestas que se recibieron serán evaluadas de acuerdo a los procedimientos establecidos en la contratación pública para definir quien estará a cargo de la realización de los estudios. 

 
Vale la pena aclarar que de este proceso se ha informado por medio de oficio al Señor Carlos Enrique Másmela González Director de la Seccional de Administración Judicial de Bogotá.

 

Previous ArticleNext Article
Comunicador Social - Periodista del Politécnico Grancolombiano. Twitter: @esnegrete