El deporte en Colombia: una industria desaprovechada

A pesar de los esfuerzos realizados por Coldeportes, Rafael Villegas, periodista con más de 40 años de experiencia en el medio, insiste que en Colombia hay una especie de “miopía gerencial” que ha impedido que la industria deportiva se desarrolle.

En el marco de la conferencia “El boom del deporte en Colombia”, conferencistas expertos presentaron sus impresiones sobre la industria deportiva en Colombia, sus desafíos y sus oportunidades. Aunque los conferencistas venían de entornos diferentes, ambos coincidieron en que es necesario formar administradores deportivos especializados con las herramientas interdisciplinares necesarias para impulsar a los deportistas de nuestro país y convertirnos en una potencia continental.

De acuerdo con Tirso Zorro, Coordinador de Rendimiento Olímpico Convencional de Coldeportes, un mes después de que Mariana Pajón ganara el primer oro olímpico en la final de BMX de los juegos olímpicos del 2012, los organizadores de los juegos nacionales se vieron obligados a cancelar la competencia femenina en la misma disciplina porque no había suficientes participantes. Sin embargo, hoy, es un deporte que crece exponencialmente en número de participantes, medallas obtenidas e, inclusive, patrocinios alcanzados.

El final feliz del BMX femenino, aunque aún está por verse, no es la misma historia de la mayoría de deportes en Colombia, que hoy luchan por sobrevivir en un país que a pesar de tener centenares de deportistas talentosos, no cuenta con el músculo financiero, periodístico y político que se ve en otros países, potencias del deporte a nivel mundial.

¿Cómo explicar que hoy no haya recursos suficientes para administrar una escuela de fútbol en Bogotá? ¿Cómo explicar que Millonarios haya tenido que capitalizar sus acciones con una compañía extranjera para salir de sus deudas?

Este es tan sólo uno de los panoramas a los que se enfrenta el deporte más popular en Colombia, ni hablar de las dificultades que tienen los deportistas de Lacrosse, Voleibol o, incluso Baloncesto, para conseguir espacios para sus entrenamientos, patrocinadores, relevancia en medios de comunicación y generar impacto social.

Para Rafael Villegas, periodista deportivo con más de 40 años de experiencia, se trata de un tema de “miopía gerencial”. Según Villegas, en Colombia no hemos querido entender que el deporte es un producto como cualquier otro, y este hay que desarrollarlo con una estrategia clara. Esta estrategia debe comprender cada una de las dinámicas que impactan el mundo del deporte, desarrollándolo como un producto; de la misma forma como Coca Cola desarrolla una estrategia que contempla asuntos legislativos, financieros, publicitarios, sociales y económicos.

En este orden de ideas, es necesario que hoy se empiecen a formar administradores deportivos, con las herramientas necesarias para incidir de manera efectiva en el desarrollo de esta industria que se encuentra en crecimiento, pero, por el momento, desaprovechada en Colombia. Ciertamente, un administrador deportivo debe ser un profesional que conozca el mundo del deporte, los tecnicismos de este y sus desafíos, para así, desde una formación interdisciplinar generar proyectos deportivos exitosos de alto impacto.

La Universidad Externado de Colombia y la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales cuentan con un Diplomado en Gestión del Deporte en el que los participantes podrán adquirir herramientas administrativas, legales, de mercadeo y periodísticas, entre otras, para desarrollar un producto en particular, el producto del deporte.