El costo de comer en medio de la crisis

La crisis en España ha generado que en los hogares se tomen nuevas medidas de ahorro, sin embargo, los padres que optaron por prepararle el almuerzo a sus hijos en vez de que coman en el colegio, tendrán que pagar un costo adicional.

Por la fuerte crisis económica que atraviesa por estos tiempos España, se han tomado medidas de ahorro y formas de evitar gastos innecesarios. Algunos padres por ejemplo, están enviando el almuerzo a sus hijos para que estos no tengan que comprar alimentos en sus colegios.

Es tal la necesidad de ahorro que por estos días es muy común ver a los estudiantes comiendo en su ‘tupper’ o recipiente. Las cafeterías escolares notaron la baja en sus ventas y también decidieron tomar medidas en el asunto.

Anuncios

Ahora, los niños que decidan llevar sus alimentos tendrán que pagar cerca de 50 euros al mes para poder calentarlos y consumirlos.

Autoridades del Departamento de Educación de ese país, informaron que para poder brindar un servicio adecuado a los estudiantes, cada institución tendría que invertir en microondas y zonas específicas de almuerzo.

Por la inversión que tendrá que realizar cada colegio, se creó también esta cuota de 3 euros diarios, unos 50 euros al mes solo por calentar la comida en uno de los microondas, cada escuela se encargará de poner su propia cuota dependiendo del número de estudiantes y la suma de dinero que requirió la inversión.

Para algunos padres el servicio de microondas que prestarán los colegios es mucho menos al gasto de comedor para sus hijos, por lo que han aceptado la medida sin objeción.

Sin embargo, para otras familias, cualquier tipo de ahorro es considerado en esta crisis. “Nos da igual preparar para dos que para cinco”, dice un padre que estima el ahorro en unos “180 euros al mes”. Pero otros comparan precios con el menú escolar y no compensa, creen que si los niños llevan su propia comida “debería ser gratuito”.