El "Burrito" Ortega se despide del fútbol

El delantero argentino Ariel “Burrito” Ortega, jugador símbolo del River Plate hasta hace pocos años, anunció este jueves que a los 38 años ha decidido colgar las botas.

“No es que me haya cansado. Creo que es el momento, hablé con mi hijo, lo he comentado con mis hermanas, con mis padres, y tomé la decisión”, dijo el exfutbolista a Radio 10, de Buenos Aires.

Tras indicar que se ha sentido “muy feliz” durante los años en los que vistió la camiseta del River, Ortega aseguró que está “muy bien, muy tranquilo” con la decisión que ha tomado y que espera organizar un encuentro de despedida a finales de año.

Anuncios

“Ojalá que mi despedida pueda hacerse en el estadio ‘Monumental’. Sería algo maravilloso para mi”, agregó.

“Creo que llegó el momento de decir basta. Lo que me queda del fútbol es el privilegio de haber compartido campos de juego con Diego Maradona, Enzo Francescoli y Romario. Son grandes cosas que el fútbol me dio”, comentó.

Ortega, que jugó como cedido por el River en el equipo de la tercera división Defensores de Belgrano en la última temporada, dijo que “no se puede estar donde a uno no lo quieren. En River no me quisieron y me tuve que ir. Por eso tomé una decisión. Estoy tranquilo y espero que esté bien”, indicó.

El ahora exfutbolista dejó se vio obligado a dejar el equipo de sus amores con la llegada a la presidencia del club de Daniel Passarella, tras numerosas faltas disciplinarias cometidas por su adicción al alcohol.

Había debutado en el River en 1991 y en 1996 fue traspasado al Valencia español. Entre 1998 y 2000 jugó en los italianos Sampdoria y Parma hasta regresar al River en el año 2000.

Dos años después le fichó el Fenerbahce y en 2003 fue suspendido por la FIFA por no haber cumplido su contrato con ese equipo turco.
Consiguió que le levantaran la sanción en 2004 y jugó dos temporadas en el Newell’s Old Boys, regresó a las filas riverplatenses en 2009 hasta 2011.

Con el River fue seis veces campeón de Liga y una vez de la Copa Libertadores (1996) y con la selección argentina participó en los mundiales de Estados Unidos’94, Francia’98 y Corea y Japón 2002.

El “Burrito” Ortega es uno de los ídolos históricos de la hinchada del River Plate.