El bastión de la memoria

En la remozada Calle 26, se levanta un monolito que será epicentro de una transformación cultural en Bogotá. La memoria, la paz y la reconciliación se toman la ciudad.

Este espacio, ubicado frente al parque El renacimiento, en la calzada sur de la avenida El Dorado,  tiene como propósito, a diferencia de los museos y monumentos que existen alrededor del mundo sobre el tema de víctimas, ser un escenario gestor de paz.

 

Este centro está en el Plan de Desarrollo de la ciudad desde 2007, en la Alcaldía de Samuel Moreno, sin embargo, hoy está enmarcado en el programa de la Alcaldía Bogotá ciudad memoria. El costo total del centro, una vez termine su construcción,  estará alrededor de los 16000 millones de pesos.

 

Además de contar con miles de documentos, imágenes, testimonios y material almacenado en formato digital, que podrá ser consultado  en línea y en el espacio físico de la 26; el Centro de Memoria, dirigido por Camilo González Posso, ofrecerá espacios para que gestores de paz, representantes de víctimas, organizaciones sociales y grupos ciudadanos, sin distinción ideológica, generen sus propios eventos.

 

Uno de los principales propósitos del centro será la confluencia de la ciudadanía. No tendrá un espacio rígido destinado a tal o cual grupo de víctimas, político o civil.  Tendrá exposiciones temporales, aulas públicas para conferencias o clases, actividades destinadas a la memoria en amplias zonas verdes.

 

Para el acto inaugural, que está presupuestado para diciembre, los gestores de esta iniciativa han propuesto un recorrido colectivo por la cartografía social que hicieron las organizaciones sociales con apoyo del Distrito, sobre los puntos de la ciudad que dan cuenta de diferentes hechos relacionados con el conflicto, la guerra sucia, la política y la paz. Barrios emblemáticos en luchas políticas, lugares donde ocurrieron magnicidios, escenarios públicos de paz y otros, conforman el recorrido.  

 

La construcción, que comenzó en el 2009, ha contado con la participación de las víctimas en el diseño del proyecto y de los programas de atención a víctimas del Distrito. El Centro propone un nuevo espacio para que quienes viven en la ciudad se reconozcan en una historia que comparten.