El avión que cayó en un océano repleto de basura

La búsqueda del avión de Malaysia Airlines registra numerosas conspiraciones, profundos misterios y gigantescas cantidades de basura que incluso aparecen en fotografías satelitales.

Desde que el Boeing de Malaysia Airlines desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo en medio del Océano Índico, no se ha detenido la búsqueda y son varias las naciones que destinaron recursos para encontrar a la aeronave accidentada.

El hecho lo rodea un misterio incomodo y doloroso para las familiares de las víctimas, que no han tenido mayor opción que atender a la espera; envueltos también entre un aglomerado de marañas y teorías de conspiración que han hecho eco entre la prensa.

Pero más allá de estos factos, con lo que se han encontrado los equipos de búsqueda en sus operativos es con toneladas y toneladas de basura esparcidas por el Océano Índico. La cantidad de desperdicios es tal, que se les ha llegado a confundir con los restos del avión en fotografías satelitales.

Según información de la BBC Mundo y la organización ecologista, Oceana, cada corriente oceánica del planeta tiene su isla basura. Estas han existido por años e incluso se le han puesto nombres.

Con el frenesí del avión desaparecido, al cual se cree se han invertidito cerca de 44 millones de dólares para dar con su paradero, se volvió confirmar que aquellas aguas en las que se adelanta la búsqueda terminarán –eventualmente- siendo vertederos pues la cantidad de basura es abismal.

No obstante, parte de la suciedad que reposa allí también viene desde la “Gran mancha de basura del Pacífico», una isla que creció con el tsunami que atacó a Japón en el 2011.

«El problema es que cualquier vertido que flote puede eventualmente llegar a estas islas. No sólo son los desechos que vierten las industrias y las embarcaciones, sino también los que vierte el público y el turismo en las costas de las playas. Todo tiene un impacto porque los desechos se canalizan por los ríos y las ramblas y eventualmente contribuyen a la formación de las islas de basura», dijo a la BBC Silvia García, de Oceana.

Entre tanto, los operativos para dar con la caja negra del vuelo MH370 se intensifica pero el pesimismo pulula. En todo caso, aún hay esperanza, dicen las autoridades malasias que con la última actualización de una patrulla marítima de Australia que captó otra señal acústica en la misma zona donde se busca a la aeronave, esperan develar el misterio y obtener respuestas.