El autismo no es una enfermedad

Las personas que tienen un integrante de su familia con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), afirman que en Colombia no se respeta a los individuos que tienen esta condición, debido a que son tratados como si sufrieran una enfermedad. 

Luz Espinosa,  madre de un niño de 3 años con autismo y  miembro activa de la Liga Colombiana de Autismo (LICA), comenta que a pesar de que existen varios grupos y organizaciones que tratan debidamente y con respeto  este trastorno, la mayoría de EPS en Colombia entregan diagnósticos en los que lo definen como una enfermedad, lo que puede desencadenar en un dictamen tardío. 

 

Anuncios

Para Daniel Comin, director de la Fundación Autismo Diario, el autismo no es una enfermedad porque “la enfermedad debe tener un origen conocido, un tratamiento médico, tener pautas comunes, un pronóstico y un diagnóstico fiable. Pero en el caso de los TEA no existe un origen conocido (todavía), no existe un tratamiento médico (El uso de fármacos a día de hoy no cura nada), no hay dos personas iguales, el pronóstico es variable y el diagnóstico es más válido como instrumento que como diagnóstico definitivo, y por tanto podemos decir que los TEA no son una enfermedad.”

 

La importancia de un diagnóstico a tiempo es fundamental, pero lamentablemente muchos médicos y  padres no saben reconocer cuándo un niño tiene autismo. En la mayoría de los casos se establece una espera que supera los 3 años de edad de la persona para empezar a valorar su estado.  Lo cual implica una demora en el inicio de terapias necesarias para el niño.

 

Espinosa, afirma: “acercarme a LICA fue una parte esencial para aprender y trabajar más sobre el autismo. Aquí no solo te orientan para conocer más sobre esto, participan de manera activa para que en el país se valore realmente a las personas con autismo”.  

 

Los países desarrollados tienen tecnología y tratamientos adecuados que van desde terapias con caballos, hasta procesos con especialistas musicales y expertos en pedagogía. En Colombia, por el contario, se produce una lucha de las familias frente al reconocimiento de derechos que el Estado ha desconocido; esas luchas hasta ahora dan algunos resultados.   

 

Politécnico Grancolombiano / Sala Contacto