"El Alcalde debe tener liderazgo moral": Castro

Jaime Castro es el candidato a la alcaldía de Bogotá que afirma tener más peso para ocupar el cargo. En 1992 ejerció como tal y es recordado por haber sacado a la capital de una profunda crisis. Hoy, cree que su experiencia supera, de lejos, la juventud de sus contendores. 2011-07-18 **Confidencial Colombia.com** //¿Cómo pintaría Bogotá en su mandato como alcalde?//

**Jaime Castro:** Con una visión a futuro. Tenemos que mirar a la Gran Bogotá, en la que se presentan problemas y situaciones que se deben resolver de una manera coordinada e integrada entre las diferentes autoridades. Porque el tratamiento que usted les dé individualmente, de manera separada, no soluciona el problema. Por el contrario, a veces, lo puede agravar.

**CC:.** //¿Qué temas son claves para la Gran Bogotá?//

**JC:.** El tema de la seguridad, el uso del suelo, la movilidad, políticas de medio ambiente y manejo óptimo de los servicios públicos, son algunos de ellos. Una política integral que cobije toso estos puntos que acabo de mencionar.

Anuncios

**CC.:** //¿Cuánto tiempo tomaría eso doctor Castro y qué cambios en el marco legal exigirían el hecho de lograr ese estado región?//

**JC:.** Obviamente es un tema político gordo que requiere un gran acuerdo político, que debe reflejarse en una ley para que obligue a todos, para que un alcalde no se reserve el derecho de decir: no, a mi no me gusto esa medida, yo no estoy de acuerdo con ello. Esto usted lo puede diligenciar en un año, trabajándolo con claridad, con visión de futuro, actuando ante el Congreso de la República.

**CC.:** //¿Esta propuesta no crearía un conflicto de vanidades y de poderes enormes?//

**JC.:** No. Esto no implica que vayan a desaparecer como municipios. Que fue un error que se cometió en el año 54, porque Usaquén, Suba, Engativá, Fontibón, Bosa y Usme eran municipios. Y ese error no se puede volver a cometer. Entonces, conservan su identidad como municipios, sus propias autoridades, su presupuesto. En algunas funciones que tienen que ver con seguridad, con uso del suelo, estos temas, en esas funciones, van a encontrarse que hay, por encima de ellos, unas normas comunes.

**CC.:** //¿Se crearía otro cuerpo, como un gran Concejo Nacional?//

**JC.:** Una especie de Asamblea regional, no hay que poner un alcalde ni un gobernador regional, no hay que montar una súper estructura administrativa, es un cuerpo eminentemente normativo, que expide leyes para la región. En esa asamblea regional, van a tener asiento todos los municipios, van a intervenir en la adopción de la normas que luego ellos mismos van a aplicar.

**CC.:** //¿Cómo funcionará el tema del transporte en esa gran Bogotá?//

**JC.:** En el tema de movilidad es que hoy cada municipio tiene su Secretaría de Tránsito, su movilidad, su autonomía y se llega a situaciones extremas, hay paros con frecuencia, que no dejan entrar las busetas de Soacha, no dejan entrar los taxis de Chía, es como si se existiera una frontera entre uno y otro estado. Se requiere de decisiones macro y micro, de acuerdos en beneficio de todos. Condiciones claras a igualitarias para todos.

**CC.:** //¿Y cómo manejar el tema tributario regional?//

**JC.:** No hay necesidad de adoptar la misma tarifa. No hay regla única, uniforme, esto no se puede trasplantar de una ciudad región a otra, eso depende de un montón de factores muy locales, muy propios, muchas veces históricos. Cada ciudad región ha adoptado su propia fórmula de gobierno y la están revisando permanentemente.

**CC.:** //¿Y cuánto tiempo nos va a tomar llegar a una ciudad región?//

**JC.:** En términos realistas puede estarse aplicando desde el año 13, es decir el año entrante sería de implementación.

**CC.:** //En el tema de educación ¿cuál es su propuesta?//

JC.: Nosotros tenemos hoy una Bogotá social, es una conquista de la ciudad, lo que se ha hecho en educación y en salud es comparable a lo que han hecho países del primer mundo, por lo menos en materia de cobertura. Seguramente tenemos limitaciones en materia de calidad y en eso habría que mejorar. Se está hablando de la jornada única, hay varias propuestas, la tradicional es que simplemente los estudiantes continúan al final de la tarde. He venido analizando con el grupo de trabajo una propuesta que es ofrecerles dentro del centro donde han terminado sus estudios 2 años más de educación especializada como antesala a su entrada a la universidad.

Al terminar esos dos años entran a la universidad al cuarto o al quinto semestre que es, entre otras cosas, el periodo donde empieza a producirse la mortandad académica en la universidad.

**CC.:** //¿Es algo parecido al sistema americano de educación, en el que se hacen unos años de college antes de la universidad?//

**JC.:** No conozco el sistema americano, esto yo lo he venido trabajando con especialistas en el tema y lo que busco es asegurar que los jóvenes que terminan el colegio y no puedan ingresar a la universidad tengan qué hacer si no ingresan a la universidad. En este momento no tengo las cifras en la cabeza, de pronto estoy equivocado pero terminan del orden de 150 mil jóvenes la educación básica y no ingresan a la universidad 50 mil. Esto en alguna medida es la jornada única, es la propuesta de mayor contenido en materia académica.

**CC.:** //¿Económicamente qué representaría esto para los estudiantes o para las familias?//

**JC.:** Esa cuantificación no se ha hecho, eso puede coordinarse con la universidad, puede que tenga un costo, puede que a lo mejor no. Pero en todo caso, el costo necesariamente sería menor que el que tendría la universidad.

**CC.:** //¿Cómo se va a trabajar el tema de los maestros en esos dos años, se van a traer de las universidades?//

Será un objeto del convenio que se genere con las universidades, con el propio sector empresarial que tiene interés en formar personas en determinadas áreas. Lo importante es ofrecer los dos años, ya lo otro es la logística, los costos que tenga, el número de profesores que se requiere.

**CC.:** //Usted ha sido un militante muy juicioso del Partido Liberal, ¿por qué usted no apoya la candidatura del doctor Luna, siendo del mismo partido?//

**JC.:** Yo apoyo mi propia candidatura, como es elemental. El fair play no puede llegar hasta que uno apoye a los demás candidatos, los respeta pero no tanto como para brindarles un apoyo político y menos electoral.

**CC.:** //¿Qué piensa de los otros candidatos que están aspirando a la alcaldía?//

**JC.:** Todos me merecen un gran respeto. No creo que todos tengan las mismas calidades para aspirar a la alcaldía, yo he dicho, y se lo quiero repetir: Nosotros tuvimos época de naufragio, la decisión de la Fiscalía muestra la gravedad de la crisis y crea una situación que no merece Bogotá. Una situación que nos obliga a todos a sacar a la ciudad de la crisis. El alcalde en época de naufragio tiene que saber nadar, no puede recibir clases de natación.

A mí me reconocen que saqué a Bogotá de la crisis de los años 90, que era comparable a la de ahora, tanto que mire la coincidencia: mi antecesor no me pudo entregar las llaves del despacho, estaba privado de la libertad, las llaves me las entregó una alcaldesa encargada, nada raro tendría que ahora ocurriera exactamente lo mismo.

**CC.:** //¿Cómo asegura que en su administración no habrá problemas de corrupción?//

**JC.:** Estamos terminando lo que llamamos el decálogo contra la corrupción. Porque frente a los grandes problemas de la ciudad, nadie puede proponer una fórmula única. Son varias las decisiones que hay que tomar y las actitudes que se deben asumir. Primero, se requiere un gran liderazgo moral del alcalde que empieza en la escogencia de sus colaboradores y en la vigilancia que ejerce sobre ellos.

Un segundo punto, hay que trabajar de la mano con la Fiscalía, con la Procuraduría y con la Contraloría General, lo está haciendo el presidente Santos. Esa forma de trabajo unificado hay que duplicarla.

Tercer punto, no se pueden licitar o contratar obras si el proyecto no está maduro. Buena parte de lo que ha ocurrido obedece a que los proyectos no se habían estudiado. El distrito tiene una veeduría que desafortunadamente ha desaparecido, hay que darle vida a esa veeduría que es una especia de control interno, acaban de aprobar un Estatuto Anticorrupción que mejora mucho en la medida en que se pueda mejorar a través de leyes todo el tema de la contratación.