El 35% de los dulces se consumen en Halloween

El considerable aumento de ingesta de dulces en esta temporada, puede traer consecuencias negativas en enfermedades relacionadas con el excesivo consumo de azúcar.

El aumento del consumo de azúcar en Halloween en Colombia representa un riesgo para la salud de los colombianos, razón por la cual es importante tomar las medidas de prevención y cuidados necesarios. De acuerdo a las cifras de Cafesalud, el exceso en el consumo de dulces en esta temporada tiene implicaciones serias en la salud de los niños, lo que puede llegar a producir diabetes tipo dos y aumentar hasta en un 55% las probabilidades de enfermedades en salud oral, hiperactividad, inhibición del sistema inmunológico y debilitar las defensas.

 

Anuncios

“Halloween es la temporada perfecta para educar a nuestros hijos en la importancia de tener una alimentación saludable y sin excesos. Así mismo, es importante concientizarlos desde pequeños que el exceso de azúcar puede ocasionar problemas en la salud oral y física” explicó Liliana Patricia Ramírez, nutricionista para la EPS Cafesalud.

 

Una de las enfermedades de mayores consecuencias por el consumo de dulces es la diabetes tipo dos. Se debe tener presente que los niños y adolescentes son más propensos a padecer este tipo de enfermedad si sufren de obesidad, si cuentan con antecedentes familiares, si son sedentarios o si tienen una mala alimentación. Los problemas de obesidad son cada vez más recurrentes en la población infantil colombiana, pues según cifras e indicadores de salud de ACEMI – Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral- uno de cada 6 niños y adolescentes presenta sobrepeso u obesidad en el país, con un mayor porcentaje en el área urbana (19,2%) que en la rural (13,4%).

“En Colombia contamos con alto porcentaje de niños con problemas de diabetes relacionadas por obesidad infantil, la cual está relacionada en gran medida por el consumo de dulces, pues los azúcares procesados ingresan al torrente sanguíneo rápidamente y producen cambios rápidos en los niveles de azúcar en la sangre, lo cual desequilibra la homeostasis del cuerpo e impacta en la salud del infante, factor que puede llegar a producir obesidad y por ende riesgo de diabetes” explicó la nutricionista para la EPS Cafesalud.

 

Es importante que los familiares comprendan que los hábitos alimenticios se aprenden en familia y desde temprana edad. Se estima que desde los 6 meses de nacido los niños deben empezar a adquirir una alimentación complementaria adecuada, lo cual es la base fundamental para evitar el desarrollo de enfermedades que pueden llegar a ser una gran amenaza para la salud del infante.

 

Así mismo, durante festividades como Halloween que se ingiere una mayor cantidad de alimentos ricos en azúcar, es fundamental que los familiares aprendan a identificar los posibles síntomas para acudir al médico a causa de una posible intoxicación, los cuales son dolor abdominal intenso, dolor de cabeza agudo y vómito mayor de 3 a 4 veces al día.

 

“El papel de los adultos durante estas temporadas es vital, además de regular el consumo de dulces que no se exceda de uno diario con porciones de 5 a 15 gramos, ellos deben verificar la fecha de vencimiento de estos y revisar que el empaque o envoltura no estén alterados o manipulados” concluyó Liliana Patricia Ramírez.

 

Consejos para disminuir el consumo de dulces en esta temporada

· Comer balanceadamente: es clave brindar una alimentación balanceada para los niños de 5 a 7 porciones al día y que esté basada en el consumo de frutas, verduras y proteínas, así como evitar los alimentos con alto contenido calórico: fritos y dulces.

· Cenar antes de salir a pedir dulces: si sus hijos han cenado adecuadamente, serán menos propensos a consumir en grandes cantidades los dulces recolectados al llegar a casa.

· Dulces después de la cena: el aumento de la producción de saliva después del consume de una comida ayuda a limpiar las partículas de azúcar que queda en los dientes.

· Hidratarse: tomar agua ayuda a sus hijos a estar hidratados y evita que consuman dulces en exceso ya que disminuye la sensación de hambre y reduce los antojos. Es importante no ofrecerles jugos o refrescos pues aumentan el nivel de azúcar. Se recomienda brindarles agua y en caso de que al menor no le guste, se le puede adicionar gotas de naranja, limón o mandarina.

· Cepillar los dientes: cada vez que se ingiera dulces es importante cepillarse los dientes para evitar la producción de caries y promover la higiene oral.

• Identificar los dulces saludables y los de calorías vacías: los primeros son los que provienen de un alimento base por ejemplo el helado que en sus ingredientes se encuentra la leche; la torta que en su elaboración se emplea harina de trigo, huevos y mantequilla; chocolatinas que sean a base de cacao;  bocadillo que su ingrediente principal es la guayaba, entre otros. Los dulces de calorías vacías, tienen color y sabor artificial, adicional dependiendo del color está relacionado con cáncer.

 Identificar los dulces saludables y los de calorías vacías: los primeros son los que provienen de un alimento base por ejemplo el helado que en sus ingredientes se encuentra la leche; la torta que en su elaboración se emplea harina de trigo, huevos y mantequilla; chocolatinas que sean a base de cacao;  bocadillo que su ingrediente principal es la guayaba, entre otros. Los dulces de calorías vacías, tienen color y sabor artificial, adicional dependiendo del color está relacionado con cáncer.