Dos meses sera aplazado pago de valorización

Luego de concertar con las bancadas del Concejo, el alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro, anunció que el primer pago del cobro de valorización con descuento del 15 por ciento, será aplazado  por dos meses, mientras el Cabildo discute la propuesta de reformar por completo el Acuerdo 180 de 2005.

El acto administrativo que aplace los pagos de esa contribución sucederá luego de que la administración radique una reforma al cobro de valorización, que se espera se haga hoy en el Concejo de Bogotá.

 

Anuncios

“La Alcaldía presentará con el IDU un proyecto que modifica el Acuerdo 180 del año 2005, sobre valorización y otros, con reformas estructurales y parciales sobre la valorización en la ciudad de Bogotá, con un nuevo esquema de obras, un nuevo esquemas de obras, y una nueva forma de determinar quienes son los beneficiaros de la valorización“, dijo el alcalde Petro.

 

Dicho aplazamiento sería de dos meses, para que dentro de los tiempos suficientes, el Concejo expida el nuevo acuerdo que reformaría por completo la manera de pagar ese tributo en la ciudad, agregó  el Mandatario Local.

 

Además dijo que “el Proyecto que ya está prácticamente listo en un 99 por ciento se conocerá mañana con el tipo de obras propuestas, la población que excluye y los motivos para que un sector de la población no pague valorización de manera permanente mientras es aprobado el acuerdo”

 

Por su parte, la presidenta del Concejo, María Clara Name Ramírez, aseguró que el Concejo espera la presentación del Proyecto de Acuerdo por parte de la Administración Distrital para que éste pueda ser discutido y presentado favorablemente a la ciudad.

 

“Seguiremos  estando también a disposición de las sugerencias de la ciudadanía en cuanto a que  el acuerdo requirió de una urgencia manifiesta sobre el cobro de la valorización que no estaba siendo ajustado a los parámetros actuales“, concluyó.

 

Dicha decisión fue tomada luego de los dos días de debate que se realizaron en el Cabildo Distrital, en el que varios líderes ciudadanos  manifestaron que de no ser suspendido el cobro bloquearían varios puntos de la ciudad.