Dorados, rojos y nude siguen siendo tendencia en la red carpet de los Óscar

La alfombra roja finalmente se tendió por completo para dar paso a las celebridades de Hollywood que brillaron como las estrellas que son, no solo  por sus grandes éxitos en diferentes filmaciones sino también por sus trajes de gala, en donde unos destacaron por su elegancia y buen gusto y otros por completamente inadecuados para un momento como este.

Top de los mejor vestidos:

 

Anuncios

Una de las actrices que más resaltó por su vestuario de alta costura fue la protagonista de ‘La la land’, Emma Stone, quien brilló con hermosos flecos dorados en medio de la alfombra. El diseño de este vestido fue tomado de la última colección ‘Givenchy’ del diseñador italiano Riccardo Tisci.

 

 

 

Los hombres no se quedaron atrás y aunque la mayoría prefieren siempre un estilo más clásico, esta edición de los Óscar fue más arriesgada. Ryan Gosling lució un esmoquin Gucci negro con camisa de votantes, lo cual causó sensación por el detalle extremadamente clásico pero elegante.

 

 

 

Nicole Kidman, eligió un llamativo vestido de color nude de Armani Privé, que matizaba a la perfección con su tono de piel.

 

 

 

La actriz y ganadora del concurso internacional de belleza Miss Mundo en el año 2000, Priyanka Chopra, fue una de la más originales con este vestido de estampado geométrico firmado por Ralph & Russo.

 

 

 

El actor de cine estadounidense, de ascendencia danesa, Viggo Mortensen asistió con un traje de corbatín y chaleco de Dior.

 

 

 

Top de los peor vestidos:

 

Cynthia Erivo, parece estar con muy buena actitud y orgullosa de su vestido, pero no fue tan adecuado y original en cuanto a su diseño.

 

 

La estadounidense Ginnifer Goodwin, conocida por interpretar la voz original de la teniente Judy Hoops en la película animada Zootopia, fue criticada por haber elegido un maquillaje muy oscuro, que no le favoreció y, sobre todo, porque su vestido fue para muchos como ver una cortina.

 

 

Ni el color, ni la forma de este diseño de Zac Posen le quedaron bien a Leslie Mann.

 

 

 

Jessica Biel, también quiso pertenece al grupo de las peor vestidas, pues el traje tenía una  apariencia desgastada que no se veía estético para la ocasión y el peinado de estilo victoriano no le quedó bien al rostro.

 

 

Scarlett Johanson, muy esperada en la alfombra roja, no le quedó bien la mezcla entre el vestido vaporoso indie y los accesorios rockeros. Su vestido para muchos fue una desilusión.