Desigual subió la temperatura en Nueva York

La marca española Desigual debutó este jueves en la Semana de la Moda al ritmo de una fiesta mediterránea de los años setenta, atiborrada de color, estampados y sonrisas, demostrando una vez más que vestirse es toda una diversión.

La firma catalana Desigual, rubricó su internacionalización en la primera jornada de la Fashion Week de Nueva York a pocos días de la apertura de su tienda en la emblemática Quinta Avenida.

 

“Happy, mediterranean, chic” es el título de la colección que, con 46 diseños, ha roto la solemnidad sin pudor en las carpas del Lincoln Center y que, en palabras del director de la marca, Manel Jadraque, es “la más moderna y ‘trendy’ que hemos hecho nunca”.

 

“Es happy, porque es el espíritu de la marca. Positivismo, energía, optimismo… Es mediterránea porque somos de Barcelona, traemos el sol y el mar. Y es chic porque, en cuanto a las formas y materiales, es la colección es más sexy que hemos hecho”, asegura Jadraque en una entrevista con Efe.

 

Desigual, desde sus inicios por el año 1984, cuando los hermanos Christian y Thomas Meyer la fundaron bajo un lema inspirado por Isabel Coixet, le ha apostado a los estampados en blanco y negro.

 

“Los gráficos definen Desigual, sin duda, pero vais a ver un nuevo Desigual. Con ese uso de los gráficos pero más tranquilo, más sutil, más elegante”, aseguraba Jadraque, que explicaba este cambio como “una evolución natural” aunque han tenido en cuenta los gustos del público estadounidense.

 

Desigual aumento la temperatura de esta gran fiesta colorida presentando lo mas “trendy” y moderno. Vestidos de cóctel, gafas de sol, faldas que casi son pareos, y tejidos frescos fueron algunas de las propuestas que con insumos de algodón y sedas vaporosas, le dan un toque más primaveral, playero y floral a la colección.

 

Actualmente, con 14 tiendas en Estados Unidos, cinco de ellas en Nueva York, con un almacén en Nueva Jersey (el tercero tras Barcelona y Hong Kong) y con el país de las barras y las estrellas como su quinto mercado gracias a los 60 millones de dólares facturados en 2012, Desigual apuesta fuerte por la estrategia comercial al estilo americano.

 

Desigual ha compartido cartel este jueves con el habitual inaugurador de este Semana de la Moda, BCBG de Max Azria, que ha cautivado con sus estampados florales y su revisión de las líneas tradicionales.