#DebateYa!

En medio de los recientes escándalos de las campañas del candidato-presidente y Óscar Iván Zuluaga, un grupo de personas le preguntarán de forma simbólica a unas sillas vacías, que representan cada uno de  los candidatos a la Presidencia, sobre los temas programáticos que la ciudadanía quiere saber pero debido a la falta de debates no se han podido socializar. Esta actividad se dará en medio de la creación de grupo ciudadano que se autodenominó movimiento 5M #DEBATEYA!              

Confidencial Colombia se adhiere a la campaña que un grupo de jóvenes, coordinado por el profesor universitario Danny Ramírez, promueve para “ejercer una presión positiva y activa a las campañas y sus candidatos para que realicen un debate en primera vuelta”, con el fin de que los votantes tengan “mayores argumentos para votar y frenar el ataque sin ideas”.               

 

La “guerra sucia” desatada por los líderes de las encuestas para llegar a la Casa de Nariño, fue el detonante para que un grupo de ciudadanos, políticamente activos, desanimados por “la falta de contenidos de todas las campañas”, se volcaran “para solicitar que de manera inmediata todo los candidatos se sometan a un debate público en primera vuelta”.              

 

El fin de esta iniciativa es motivar a toda la ciudadanía para ejercer una “presión positiva” y generar que las campañas se decidan debatir por el bien de la democracia. Este encuentro finalizará con una “abrazatón simbólica” para demostrar, según anunciaron sus organizadores, que “los colombianos estamos unidos y ninguna campaña nos va a dividir”.

 

Camilo Granada, experto en comunicaciones, habló de la importancia de las campañas políticas y su relación con la ciudadanía: “La campaña política es el mecanismo por el cual los ciudadanos deciden el destino que les parece más apropiado para el país y por el que escogen el candidato que les genera más confianza y a quien le entregan la responsabilidad de tomar decisiones que nos afectan a todos en la vida cotidiana”.

 

En ese sentido, Granada explicó la necesidad  de debates en una elección Presidencial: “Para tomar esa decisión de manera responsable, es indispensable poder comparar y contrastar las propuestas de cada uno de los candidatos y hacerse una opinión sobre la persona que aspira a ser presidente. Los debates presidenciales son fundamentales para ello”. 

 

Además expresó que, “bajo la mirada crítica de un periodista y el contraargumento de sus competidores, es que se mide la preparación, solidez y viabilidad del candidato y sus propuestas. El debate real es tanto más importante ahora que cuando la campaña presidencial de 2014 se reduce a ataques y descalificaciones personales”.

 

“Si los políticos quieren que su labor sea reconocida, deben tratar al ciudadano como adulto y someterse juiciosamente a su escrutinio. Los debates son pieza clave de la democracia responsable” concluyó sobre el papel de los debates en estos comicios.  

 

Estos son los argumentos que esgrimió este grupo de personas para exigir un debate antes de la primera vuelta: