Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Crecimiento de Latinoamérica sería sólo de 1,1% este año

Así lo asegura el más reciente informe económico presentado por la multinacional Deloitte. El análisis asegura que a pesar de la crisis por la que atraviesa el continente, Colombia continúa sobre el camino de la estabilidad.

A pesar de la crisis económica que atraviesa Latinoamérica,  Colombia continúa sobre el camino de la estabilidad, razón por la cual se ha fortalecido su posicionamiento a nivel regional. Para el 2016, los desembolsos en obras públicas y el aumento gradual de la capacidad productiva interna impulsarán el Producto Interno Bruto, para un crecimiento de 3,7 por ciento, según Análisis Económico y de Industrias Latinoamérica presentado por Deloitte.

 

Anuncios

La tendencia a la desaceleración de las economías de América Latina se profundizaría durante el 2015, con un crecimiento promedio esperado de sólo un +1.1%, de acuerdo con el reciente análisis.

 

Por primera vez en mucho tiempo, se espera que la tasa de expansión promedio de los países de Latinoamérica resulte en el corto plazo inferior a la tasa de crecimiento promedio de los países desarrollados (+1.6 por ciento vs +2.4 por ciento, respectivamente para el período 2015/16).

 

Latinoamérica enfrenta grandes desafíos en el corto y mediano plazo, porque la región necesita, no sólo por una cuestión económica, sino también política, volver a crecer a un ritmo acelerado lo más pronto posible. Pero para lograr este gran reto, la mayoría de países latinoamericanos deberá diseñar e implementar una estrategia de crecimiento económico que no se sustente principalmente en la dinámica de las variables internacionales.

 

Es un hecho que Latinoamérica continúa siendo una región con múltiples deficiencias que afectan su productividad, en especial en materia de mano de obra calificada, inversión en capital físico, nivel de infraestructura productiva, desarrollo de mercados financieros, incentivos a la innovación y desarrollo de habilidades tecnológicas.

 

Por lo tanto, según este estudio, es necesario que las economías de la región entren en un proceso de reforma estructural sustentado en las mejoras de los niveles de productividad, teniendo en cuenta que el contexto internacional no se  va a recuperar en el corto plazo.

 

A continuación se presenta el panorama individual que el informe de Deloitte muestra de algunos de los países de la región:

 

 


Colombia

 

A diferencia de los otros países de la región Colombia tuvo un alto dinamismo en su inversión productiva que estuvo acompañado por un entorno macroeconómico favorable, caracterizado por una tasa de cambio más competitiva.

 

La tasa de desempleo a nivel nacional se ubicó en 9.1% promedio en 2014, por debajo del 9.6%observado en 2013. El empleo urbano aumentó en promedio +2.2% anual, alcanzando una  tasa de desempleo de un solo dígito y un nivel de población en situación de pobreza inferior al 30%.

 

El consumo se convirtió en el “fuerte” de la demanda doméstica con un aumento de +4.7% a partir del buen desempeño del gasto de los hogares (+4.4% anual) y del gasto del Gobierno (+6.2%), como  resultado de un buen nivel de confianza y de avances significativos en el mercado laboral.

 

Pese a que desde el último trimestre de 2014 el país viene atravesando por un proceso de desaceleración, se proyecta que la economía crecería +3.5%.

 

En cuanto al precio del dólar, al cierre de 2015 el valor observado de tipo de cambio representativo del mercado sería de 2,485 pesos, muy cercano al valor final de 2014.

 

 

 

Argentina

 

El retroceso de este país es consecuencia del impacto de la menor demanda interna y externa sobre todas las ramas manufactureras. En primer lugar el bajo desempeño del consumo privado y los límites aduaneros impuestos por el gobierno no permiten la llegada de insumos necesarios en el proceso productivo. En segundo lugar la reducción de la competitividad de los productos industriales de exportación y el bajo crecimiento de los socios de Argentina como Brasil, han afectado la economía Argentina.

 

En cuanto a la  industria, también se encuentra ante un panorama negativo. La producción manufacturera cerró 2014 con una contracción promedio de -5.2% respecto al año anterior (+0.4% en 2013). Según la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), no se han presentado mejoras durante los primeros meses del corriente año (la actividad industrial registró una caída interanual promedio de -4.5% durante el 1er trimestre).

 

 

Brasil

 

La expansión del PBI en 2014 fue promovida por el sector de servicios, ya que tuvo un alza de +0.7 por ciento, mientras que el sector agropecuario creció en un 0.4 por ciento. Por su parte, el sector industrial se redujo en un -1.2 por ciento anual.

 

El bajo resultado de la actividad económica durante 2014 es el producto del poco crecimiento de los sectores productivos (excepto la industria extractiva), por la caída de las inversiones productivas y el mal desempeño del consumo (que tuvo como detonante la contracción del crédito).

 

Otro factor que ha impedido el desarrollo económico de Brasil es la tasa de desempleo, que aumentó en las seis ciudades más grandes del país. En marzo de este año llegó hasta 6.2 por ciento, convirtiéndose en el porcentaje más alto de los últimos tres años según las cifras reportadas por IBGE. En lo que va de 2015 la tasa de desempleo ha aumentado en los tres meses registrados hasta el momento.

 

 

Chile

 

La fuerte desaceleración de la actividad económica durante el año pasado ocurrió como consecuencia del punto final al que llegó el auge de los precios de las materias primas de exportación y que había impulsado el crecimiento regional en años recientes. En el caso de Chile, los precios del cobre –principal commodity exportable del país– empezaron a caer incluso antes que los precios de las restantes materias primas, fenómeno que explica el efecto negativo sobre el nivel de actividad económica. De acuerdo a la información más reciente, la actividad económica mensual (IMACEC) registró un avance promedio de +2.2% en el 1er trimestre de 2015.

 

 

México

 

En el arranque de 2015, según los primeros datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) registró un avance de +2.3% durante el 1er bimestre del año, muy por encima de la cifra alcanzada en igual período de 2014 (+1.3%).

 

Este resultado, junto con los mayores registros de empleo (+4.6% interanual en febrero-15) y el buen crecimiento de las ventas de automóviles (+22.0% interanual en febrero-15), confirman un escenario en el que la economía parecería encaminarse hacia la recuperación.

 

 

Venezuela

 

Se intensifica la crisis. Según los datos informados por el Banco Central de Venezuela (BCV), el PBI se contrajo -4.0% interanual durante enero-14/septiembre-14 y, si bien aún no se conocen los resultados del último trimestre del año, las estimaciones de los analistas indican que la economía habría caído entre -4.5% y -4.9% en 2014.

 

Las proyecciones macroeconómicas se basan en la fuerte caída del precio del petróleo, cuya exportación genera el 95% de los ingresos de divisas al país, además del mal manejo económico. Deterioro socioeconómico y perspectivas poco favorables.

 

Para ver el estudio completo puede hacer clic aquí