Corte reconoce a población LGBT el derecho a conformar familia, pero se inhibe de pronunciamiento a fondo sobre matrimonio.

Luego de 8 horas de deliberaciones la corte constitucional le reconoció a la población LGBT el derecho a conformar familia, sin modificar el concepto legal de matrimonio.tomó la decisión de darle un plazo perentorio de dos años al Congreso para que resuelva el tema por la vía de la reforma a la constitución.2011-07-26 El fallo, que determinaría si la definición de matrimonio puede ser ampliable a la unión de dos personas del mismo sexo, mantuvo posiciones encontradas dentro de la Corte: de los nueve magistrados, tres se declaraban en contra, cuatro a favor, y dos, consideraban que el Congreso es el órgano idóneo para abordar el debate sobre el tema y decidir sobre el mismo.

Nilson Pinilla, Jorge Pretelt y el ponente, Gabriel Mendoza, conformaban la terna que coincidía con la posición de la iglesia y el partido Conservador, partidarios de mantener la institución matrimonial “tal y como está”, fundamentada sólo en la unión de un hombre y una mujer y no introducir ningún cambio en la definición planteada por la Constitución y el Código Civil.

Por otro lado, Juan Carlos Henao, actual presidente de la Corte, María Victoria Calle, Luis Ernesto Vargas y Jorge Palacio, consideraban que la aprobación del matrimonio de parejas del mismo sexo consolidaría todo el trayecto de reconocimiento de derechos a las parejas homosexuales iniciado en 2007, al concederles el derecho a formar una familia, al igual que las parejas heterosexuales.

Mauricio González y Humberto Sierra, fueron los dos magistrados indecisos, que al no pronunciarse paralizaron el fallo, al necesitarse cinco votos para sacar adelante la propuesta, y terminaron mandando la “papa caliente” al Congreso, que será el encargado de legislar sobre la posibilidad del establecimiento de un régimen especial de familia que admitiese o no el matrimonio gay.

Anuncios