Controversia por niña asesinada en el Cauca

Habitantes del Patía caucano denuncian que este domingo el ejército asesinó a una niña de trece años, hirió a otra y a un campesino mientras incursionaba en un lugar donde se encontraban guerrilleros uniformados. Según las fuerzas militares, la comunidad intentó atacarlos.

Anuncios

Ingrid Johanna Ruiz estaba con su padre en Punto rojo, un parador ubicado en la vereda Betania del municipio de Patía. En el Cauca. Ella, de trece años, estaba acompañando a su familia a una fiesta que se celebraba en ese local.

 

Hacia las 10 de la noche, su prima se fue a dormir y una hora más tarde Ingrid Johanna fue a acompañar a su familiar. En ese momento, según cuenta su padre, Luis Alfonso Ruiz a Confidencial Colombia, hombre de la brigada 29 del ejército se bajaron de dos camionetas y comenzaron a disparar.

 

“Los militares llegaron y abrieron fuego contra el local, que es un sitio público. Lamentablemente le dieron a mi hija y la mataron”, expresó Ruiz en medio de una gran tristeza.

 

Las fuerzas militares afirmaron que en ese lugar habían varios guerrilleros de las Farc y que estaban uniformados. Esta versión fue aceptada por el padre de Ingrid Johanna y por varios testigos del suceso.

 

En el tiroteo también fueron heridos Marco Tulio Ruiz y Karol Yuliet Piamba Castillo, con disparos que impactaron las piernas y el abdomen de las víctimas. Los militares lograron dar de baja a tres miembros de la guerrilla, que sería integrantes del frente Alfonso Cano de las Farc.

 

Sin embargo, tanto el padre de la menor fallecida como los habitantes de la vereda se preguntan por qué murió un civil y dos más quedaron heridos si no hubo un enfrentamiento en el lugar de los hechos.

 

Caracol radio conoció una serie de fotografías en las que se ven tanto los guerrilleros dados de baja como la niña asesinada, pero las autoridades no han respondido por la muerte de la menor.

 

El comandante de la Brigada 29, coronel Henry Piraquive Caicedo, dio su versión de lo ocurrido y denunció que algunas comunidades rurales mantienen alianzas criminales con los alzados en armas para atacar a los miembros de la Fuerza Pública mediante asonadas y así impedir el ingreso de los funcionarios del CTI de la Fiscalía para realizar el levantamiento de los cadáveres e iniciar las investigaciones.

 

El campesino herido, la menor herida y la menor muerta hacen parte de la Asociación Agroambiental de Trabajadores Campesinos del Patía AGROPATIA, integrantes del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano – PUPSOC y del Movimiento Marcha Patriótica en el Municipio del Patía