Contrapunteo en La Habana

En medio del inicio de un nuevo ciclo de diálogos en La Habana, la delegación del Gobierno rechazó, en cabeza de Humberto de la Calle, que las Farc estén opinando la forma en que funcionan las instituciones en el país. Las Farc respondieron de manera enérgica afirmando que en ningún momento se van a dejar “poner ninguna mordaza” y continuaron sus críticas a las Fuerzas Armadas.

La semana en La Habana inició de manera movida. La delegación del Gobierno arremetió contra el reclamo del grupo guerrillero hacia el Ejército y la Policía: “no aceptamos que desde este espacio donde buscamos construir un acuerdo de paz que lleve a la reconciliación de los colombianos, las Farc, como lo han hecho el día de hoy, se presenten como si fueran los jueces de las instituciones de Colombia y en particular de nuestras Fuerzas Militares”.

En ese sentido, De la Calle afirmó que si el grupo guerrillero tiene interés en opinar sobre el funcionamiento de las instituciones, debería hacerlo una vez se firme el proceso de paz, ya desde la legalidad. “Si las Farc quieren participar del debate público, lo que deben hacer es avanzar rápidamente hacia un acuerdo para terminar el conflicto y dar muestras concretas de compromiso con los valores y los procedimientos de la democracia”.

También salió en defensa de varias personalidade a las que las Farc han salido a criticar: “Las permanentes descalificaciones a personalidades y expresidentes tampoco son el propósito de estos diálogos y crean un pésimo ambiente entre los colombianos para avanzar en los esfuerzos de paz”.

El líder negociador del Gobierno recalcó que “ni la estructura ni la funciones de nuestras Fuerzas Militares hacen parte de la agenda del Acuerdo General, y no las vamos a discutir en La Habana. Serán el Gobierno y los colombianos quienes, de llegar a un acuerdo final, decidan en democracia qué Fuerzas Militares requiere el país para el posconflicto”.

Con las declaraciones recién publicadas en los medios de comunicación, el grupo guerrillero no dudó en salir a responder a lo dicho por Humberto de la Calle. ‘Rodrigo Granda’ fue el encargado de manifestarse: “Nosotros no nos dejamos poner ninguna mordaza. Tenemos opinión ahora, la hemos tenido antes y siempre la vamos a tener, aquí en La Habana, en Colombia y en cualquier parte del mundo donde nos encontremos. Las Farc no se pueden callar”.

En medio de la rueda de prensa, ‘Granda’ expresó que delegación del Gobierno “está en todo su derecho de molestarse por cualquiera de las apreciaciones” que las Farc hagan de lo que día a día ocurre en Colombia y defendió el papel de la guerrilla en este nuevo proceso es “hablando de paz. Es nuestro mensaje diario al pueblo colombiano y al mundo”.

Esneyder Negrete - @esnegrete

Comunicador Social – Periodista egresado del Politécnico Grancolombiano de Bogotá, escribo sobre política, Derechos Humanos, conflicto armado, entre otros temas. Llevo cinco años vinculado a Confidencial Colombia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password