Contrabando y minería ilegal, los males a erradicar en la frontera

Luego de varias horas de reuniones en la Cancillería venezolana, los ministros de Relaciones Exteriores dieron varios punto en los que esta nueva activación binacional se van a enfocar. Se destaca la lucha firme contra el contrabando, la legalización de todas las actividad fuera de las normas de la frontera y la activación del tratado para la lucha contra el robo de teléfonos móviles. Así como se ratificó a Luis Eladio Pérez como nuevo embajador en Venezuela.

Muchos temas se presentaron en esta activación de las relaciones de los dos países. Elías Jaua, como primera medida, explicó la aplicación del tratado que firmaron para combatir el robo y tráfico de teléfonos móviles. Este acuerdo, en el que varios países de Sudamérica están adscritos, permite darle inhabilidad a aparatos que hayan sido robados en cualquiera de las dos naciones. Con esto, se pretende bloquear el tráfico de celulares y por ende el alta cifra de hurtos.

 

El canciller venezolano continúo con el punto en el que más hicieron énfasis durante esta primera comisión: las múltiples formas de ilegalidad en la frontera colombo venezolana. Jaua afirmó que la primera intención de los dos gobiernos es legalizar todo el tráfico que por la extensa zona limítrofe ocurre.

 

El primer caso que citó, fue el creciente número de carros robados  para ser negociados al otro lado de la frontera.  Por eso consideró primordial empezar un plan de repatriación de vehículos colombianos llevado a Venezuela.

 

Respecto a la minería ilegal, afirmó que se van a crear protocolos especiales para rastrear cualquier indicio de esta nueva forma de ilegalidad que viene tomando fuerza y financia varios grupos armados en esta estratégica región de ambos países. Así mismo, dentro de ese mismo protocolo, incluirá una especial atención para la prevención de extorsiones y secuestros. Dentro de este mismo aspecto, fue enfático al reconocer que en este momento, la frontera está plagada de capos y que es deber de la Fuerza Pública de cada país, desmontar estos carteles de contrabando.

 

Continuando con la parte mineroenergética, Elías Jaua comentó la reactivación de la ampliación del Caño Limón-Coveñas hasta las costas venezolanas y la confirmación de la realización de una oleoducto que conecte con la costa pacífica colombiana, este último en colaboración con el Gobierno de la China.

 

Así mismo, los cancilleres anunciaron que para impulsar las relaciones económicas, la próxima semana se cumplirá con la instalación de una mesa comercial encabezada por los ministros de Hacienda de ambos países, y con la presencia de Cadivi -Comisión de Administración de Divisas de Venezuela-. Este encuentro tendrá como finalidad analizar los mecanismos de pago alternativos para las exportaciones.

 

Igualmente, el 14 de agosto se reunirán en Caracas los ministros de Comercio, en una mesa de la comisión administradora del acuerdo, para retomar temas comerciales que habían quedado estancados.

 

Esta comisión se enfocará en descifrar productos donde hay mayor contrabando, como es el caso del cemento, la chatarra, los alimentos, el acero y la gasolina.