Continúa el escándalo de las firmas falsas en el registro electoral ecuatoriano

La Cancillería ecuatoriana informó sobre el despido del funcionario Diego Borja, por la supuesta falsificación de firmas para el registro electoral con miras a los comicios de 2013.

En un comunicado publicado en la web de la Cancillería se señala que en “cumplimiento con una disposición presidencial”, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, Ricardo Patiño, “despidió” a Borja, “por la participación de su movimiento político en el caso de la inclusión de firmas falsificadas para su inscripción electoral”.

 

Anuncios

Añade que la decisión se comunicó ayer a Borja y en los próximos días se anunciará su reemplazo al frente del organismo encargado del impulso de la constitución y operación del Banco del Sur, el Fondo Latinoamericano de Reservas y otras iniciativas regionales de integración económica y financiera.

 

“Hemos retirado a Diego Borja del gobierno. Su manejo irregular en entrega de firmas para inscripción al CNE nos obliga a tomar esta decisión”, escribió hoy Patiño en su cuenta de twitter en referencia al funcionario que estuvo al frente de la Comisión desde el 10 de noviembre pasado.

 

En una entrevista con el periódico electrónico Ecuadorinmediato, publicada antes de que se conociera oficialmente sobre su despido, Borja dijo que renunciaba a todos los cargos que le vinculaban al Gobierno.

 

Según Ecuadorinmediato, Borja mencionó que, aparte de ciertas diferencias políticas con el movimiento oficialista Alianza País (AP), hubo traiciones que le obligaron a tomar esa decisión.

 

El pasado jueves, Fander Falconí, Secretario Ejecutivo encargado de Alianza País, solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE) la exclusión de 271.245 firmas de su registro de adherentes, que fueron entregadas a AP por Borja, dirigente del movimiento Poder Ciudadano.

 

“Alianza País (AP) no aceptará la validación de una sola firma que no responda a la voluntad ciudadana de apoyo a su Movimiento”, señaló la agrupación en la comunicación en la que informó a la prensa sobre la petición al CNE.

 

En ella añadió que “públicamente se conoció que ‘Poder Ciudadano’ pidió ser parte de Alianza País, lo cual le dio un espacio en el proceso de recolección de firmas para su inscripción”.

 

“No obstante, el 16 de julio de 2012, la representante legal de ‘Poder Ciudadano’, Consuelo Galarza, solicitó al Consejo Nacional Electoral la eliminación de las afiliaciones y adhesiones de dicha agrupación.

 

La referida petición siembra dudas sobre el origen y legitimidad de las firmas entregadas por Diego Borja a Alianza País”, agregó.

 

Borja dijo en Ecuadorinmediato “no entender” la decisión de Falconí y apuntó que su organización recogió las firmas como agrupación en todo el país.

 

Al momento, el CNE verifica la totalidad de las firmas que ha recibido para el registro electoral después de que una revisión parcial revelara que los once partidos y movimientos inscritos presentan anomalías en numerosas rúbricas.

 

Para que un partido o movimiento pueda presentar candidatos a las próximas elecciones necesita reunir alrededor de 158.000 firmas.

 

Según el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, han recibido más de 73.000 denuncias en todo el país por supuesta falsificación de firmas para la inscripción electoral con miras a las elecciones presidenciales y legislativas del 17 de febrero de 2013.

 

El escándalo de la firmas ha llevado a la Fiscalía a abrir investigaciones para tratar de determinar si se entregó información falsa al CNE, si hubo adulteración de firmas y demás información de carácter personal y privado de los ciudadanos y la posibilidad de una venta ilegal de bases de datos.

 

Hasta el momento hay tres personas detenidas por la supuesta falsificación masiva de firmas para la inscripción de las agrupaciones políticas.