Constitución 1991- 2011

Veinte años después de la promulgación de la Constitución, sus autores evalúan el esfuerzo democrático que consolidó el sistema político en Colombia, afianzó la democracia participativa y fue el comienzo de la descentralización administrativa. Entre sus virtudes, destacan el progreso económico y el afianzamiento de la nacionalidad, del Estado de Derecho y del Orden Público.2011-07-05 **César Gavíria**
Ex Presidente de Colombia

“Se dice que la Constitución quedó muy larga, y la comparan con la de Estados Unidos. El sistema anglosajón es muy distinto, tanto que en Inglaterra no hay Constitución. Lo importante son los fallos de las cortes. Yo les pregunto a quienes dicen que la Constitución es muy larga, ¿qué es lo que le quieren quitar? Yo estaría de acuerdo con que desconstitucionalizáramos muchos aspectos. Sí se puede, se pueden convertir en leyes reglamentarias.”

“Se habla del pecado del presidencialismo. El Presidente Samper tenía el temor de que la Constitución había debilitado el poder presidencial y que era muy difícil gobernar. Tengo la impresión de que no. Pero cuando el Presidente Uribe llegó al gobierno con esa misma Constitución y gobernó como gobernó llegué a una conclusión diferente. De que quizás le dejamos demasiado poder al Presidente y no poquito.”

“Se habla mucho de que la Constitución falló en la depuración de las costumbres políticas. Y que la política sigue siendo igual. Yo tengo una visión muy diferente: se eliminó la inmunidad. Hoy los congresistas son juzgados por la Corte Suprema de Justicia, el único argumento para la inmunidad era el que hubiera jueces partidistas que persiguieran a los parlamentarios. Creo que esa fórmula ha servido para que nadie esté por encima de la Ley. Y hoy en Colombia nadie está por encima de la Ley, sólo el Presidente de la República.”

Anuncios

“Se critica que la justicia y los órganos de la justicia se politizaron al proponer candidatos. Las cortes han cometido algunos errores, se han dejado someter a las presiones, a las visitas, sin embargo yo pensaría dos veces cambiar eso.”

“En lo que a mí tiene que ver, yo defiendo la Constitución integralmente pero sí tenemos que reconocer que hay cosas que sí salieron y otras que no”

**Antonio Navarro Wolf **
Copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente

“Después de las elecciones de los Constituyentes había un cuerpo en el que ningún Partido tenía la mitad más uno. Los 100 años anteriores habían sido de hegemonía de de los partidos históricos. Así que me fui donde el presidente César Gaviria y le dije: “Presidente vamos a tener que buscarle una composición de la mesa directiva no tradicional porque aquí usted no tiene la mayoría ni nadie la tiene”

Y me dijo: “Voy a consultar con mis muchachos del Partido Liberal” y pronto me llegó la respuesta: “La propuesta es tener un presidente liberal, primer vicepresidente uno del M-19 y segundo vicepresidente de Salvación Nacional”.

Y ahí entonces, he respondido en otros foros, con la frase de Serpa: ¡Mamola!

Entonces se produjo algo que ayudó a lo que sería el espíritu de trabajo de la Asamblea Constituyente. Busqué a Álvaro Gómez Hurtado y nos reunimos en una casa en el norte de Bogotá y acordamos buscar una mayoría para una fórmula distinta a la presidencia colegiada. Yo busqué a la Unión Patriótica, a los indígenas y a otros grupos. Armamos la mayoría y les dijimos a los liberales, “bueno jóvenes les toca un tercio de la Presidencia”.

(..) Finalizaría diciendo que la contribución más importante a la paz de la Asamblea Constituyente de 1991 no fue solamente la desmovilización del EPL, la reconciliación de Salvación Nacional y el M-19, sino sobre todo la construcción de un cuerpo institucional que hace que sea absolutamente imposible justificar el alzamiento armado en Colombia.

Podría tener alguna razón el alzamiento armado cuando había Estado de Sitio permanente, se hacían consejos de guerra verbales para civiles, Y solo había dos Partidos políticos, o porque el Presidente era todopoderoso, y se podían limitar de manera indefinida los derechos de los ciudadanos, cuando era una democracia restringida. Pero en la Constitución de 1991 hay un cuerpo institucional democrático, incluyente, que hace injustificable el alzamiento en armas.

**Horacio Serpa Uribe**
Copresidente de la Asamblea Nacional Constituyente

“Algunos preguntan ¿por qué tanta celebración por los 20 años de la Constitución? Bueno, porque al país se le dio una nueva dimensión en la democracia, porque se reconoció que somos una gran diversidad en desarrollo de una política unitaria, porque reconocemos las colombianas y los colombianos lo que vale ser un Estado Social de Derecho, porque aplaudimos que la soberanía esté radicada en el pueblo, porque estimamos como cosa muy valiosa la participación, porque consideramos que lo social que es lo de la gente, que es lo que evidentemente debe primar en lo que corresponde al desarrollo de los pueblos.”

“Hemos advertido de qué manera la Corte Constitucional ha impreso un carácter muy especial a esta naciente República de 20 años. Hubo una refundación con la expedición de la carta fundamental, porque los colombianos y las colombianas pudieron advertir cuáles eran y son sus derechos y para que fueran reconocidos. Porque a pesar de las reformas, es un estatuto fundamental que en su filosofía, en su espíritu, en su talante, conserva el criterio que el país, mucho más allá de la constituyente, le quiso dar a nuestra nación.”

**Manuel José Cepeda**
Asesor presidencial de la época

“Decir que la Constitución de 1991 es liberal no debe molestar a nadie. Es una obviedad. Es liberal en su ideario progresista. Es liberal en su proyecto libertario. Es liberal en su sensibilidad social y en su mensaje de reconciliación histórica a marginados, olvidados y excluidos. Es liberal en su estirpe igualitaria. Es liberal en su apuesta democrática y participativa. Es liberal en su confianza en el derecho y la justicia, como referentes para resolver conflictos y superar nuestras diferencias.

Es liberal en su espíritu de paz fundado no en la fuerza de la autoridad sino en la fortaleza de las instituciones democráticas”.

“Pero su real grandeza, a pesar de que suene a paradoja, reside en que la Constitución de 1991 es de todos, no solo de los liberales. Casi todas las fuerzas la acogen como suya y la defienden como propia. Esa grandeza, nacida de la tolerancia de la diversidad y de la promoción del pluralismo, se le debe a César Gaviria”

“De lo que se trataba era de asegurar que esta figura prioritaria para el gobierno, paradigmática de la democracia participativa y punta de lanza del nuevo constitucionalismo, tuviera un pilar en cada esquina del espectro político, lo cual le daría un respaldo más amplio y duradero”.

“La Constitución de 1991 fue nuestra carta de navegación. Es más: fue a la vez el acorazado que le permitió a Colombia sobreaguar en épocas de tsunami”

**Humberto de la Calle**
Ministro de gobierno de la época

“Por fin, todavía se oye la voz de quienes creen que la Constitución ha fracasado porque no se ha logrado la paz. Para darle fundamento a esta percepción, arguyen que la Constitución nació como un tratado de paz. Pero este es un análisis muy simplista. La pregunta correcta es: ¿cuál norma constitucional impide la paz en Colombia? ¿Cuál es la talanquera constitucional para el logro de la paz?”

“La Constitución está viva, vigente y es patrimonio de todos. Su ideario central seguirá mostrando el camino de la nación.”

“La tutela es el tren de aterrizaje de la Constitución. La que la convirtió en realidad existencial, cuando era apenas libro de anaquel.”

“Pero la verdad es que para el gobierno, ninguna de las normas de la nueva Constitución constituía un desafío. Por el contrario, hay un paralelismo evidente entre su propio proyecto y el resultado normativo final.”

“En largas jornadas fue modelando el escenario del cambio constitucional, dejando de lado cualquier asomo de mezquindad o explotando la preeminencia que le daba la jefatura del estado, corriendo riesgos jurídicos, empujando su visión por encima de dificultades sin cuento”.

*Extractos de los discursos pronunciados el pasado 7 de Junio en el Centro de Convenciones de Bogotá con ocasión del homenaje que le rindió el Partido Liberal a Cesar Gavíria en conmemoración de los 20 años de la Constitución.