Congreso llevará a La Habana propuestas de la sociedad civil

Representantes de las comisiones de Paz del Senado y la Cámara de Representantes se comprometieron con más de 300 organizaciones sociales a llevar sus propuestas a la mesa de diálogo entre el gobierno y las Farc, que se instalará el 15 de noviembre en Cuba. Se han discutido ideas sobre desarrollo rural y participación política

Sincelejo agrupó este miércoles y jueves a organizaciones de cuatros de los departamentos más golpeados por el conflicto armado en Colombia. Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre reciben el primer encuentro regional de socialización de la agenda que negociarán a partir del 15 de noviembre el gobierno y las Farc.

A este encuentro asisten más de 300 organizaciones de víctimas, afrodescendientes, indígenas, estudiantes, trabajadores, campesinos, jóvenes, ONG´s para discutir junto a los congresistas los puntos del acuerdo que suscribieron las partes. En el recino hay más de 400 personas.

Anuncios

“Cada fracaso de un proceso de paz ha traído consecuencias peores que los otros, por eso la gente debe apoyat y presionar para que exista un acuerdo que ponga fin al conflicto”, afirmó el representante a la Cámara Iván Cepeda.

Hasta el momento se han centrado en propuestas de desarrollo rural y participación política, dos de los temas más relevantes de la agenda. “Más del 40 por ciento de los participantes llegaron al encuentro con propuestas escritas, que quieren que sean discutidas por los negociadores”, afirmó uno de los asistentes.

Al escuchar las ideas de los afectados por el conflicto, los congresistas se comprometieron a llevar estas propuestas a la Habana y, a través de una relatoría no editada, entregarle a los representantes del gobierno y las Farc un documento para cada uno de los temas que se negocien.

“Son las víctimas del conflicto de este país, que han transformado su dolor en dignidad. Esta iniciativa es de trabajo colectivo que vale la pena porque es una especie de resistencia a la exclusión y una lucha no violenta para reivindicar los derechos de la sociedad”, señaló la representante Ángela María Robledo.

Uno de los debates más importantes que se ha presentado en el encuentro es la posibilidad de que los guerrilleros puedan hacer política una vez se implemente la paz.

Al respecto, los asistentes afirmaron que están cansados de la guerra. “Preferimos a la guerrilla hablando, con ideas, y no echado bala”, manifestaron varias de las organizaciones. Ellos quieren encaminar al país por la senda del diálogo y la concertación.

“Estas mesas no callarán las voces ni las sesgarán en las relatorías. Todas las voces serán reconocidas y nuestro papel es solo de puente entre la ciudadanía y la Mesa de La Habana”, sostuvo Cepeda.

En la mesa de parlamentarios están sentados Iván Cepeda, Jorge Eduardo Gechem, Angela María Robledo, Luis Carlos Avellaneda, entre otros. Este es el primero de ocho encuentros que se realizarán en todo el país.

“Estas mesas son un canal para reconocer las voces heterogéneas de este país sobre la Paz y hacerlas llegar a la mesa de diálogo en La Habana”, concluyó Robledo.

Desarrollo rural y participación política son los temas que más de 230 organizaciones sociales discuten con las comisiones de Paz del Senado y la Cámara en el primer encuentro regional de socialización de la agenda que hace meses suscribieron el gobierno y las Farc para acabar con el conflicto. El evento se realiza en Sincelejo.

 

Las propuestas de los sectores sociales

El primer encuentro regional de socialización de la agenda de diálogo tuvo énfasis en los puntos de desarrollo rural y participación política.

 

En materia de desarrollo en el campo colombiano, las organizaciones propusieron fortalecer las fronteras agrícolas y proteger las zonas de reserva campesina que existen en el país.

 

También le dijeron a los congresistas que esperan que el gobierno limite la propiedad rural, realice una restitución administrativa de tierras y deje de lado la política de extracción, sobre todo en lugares donde existen yacimientos de agua.

 

En síntesis, los campesinos y miembros de la sociedad civil del caribe colombiano le pidieron a las comisiones de Paz del legislativo que el gobierno implemente una política rural concertada con ellos.

 

En materia de superación del conflicto, los asistentes exigieron que las escuelas que han sido afectadas por la guerra sean reconstruidas, que los desplazados puedan volver de manera digna y que las víctimas de la confrontación armada tenga más oportunidades que los victimarios.

 

Solicitaron más recursos para la educación, recuperación de la memoria histórica, derogatoria de la ley 100 y acabar con la política de subsidios.