Condenan a cadena perpetua hombre que dejó morir a su bebé por asfixia

Recordemos que el hecho ocurrió en Atlanta en junio de 2014, donde el acusado dejó encerrado a su hijo de 22 meses en el carro durante cinco horas, el padre argumentó que había olvidado dejar a su hijo en la guardería, dejando al bebé en el auto.

 

El estadounidense, Justin Ross Harris, de 35 años, fue condenado a cadena perpetua por haber dejado a Cooper, su hijo de 22 meses de edad, dentro de su carro durante cinco horas, lugar donde murió asfixiado.

 

 

Los hechos sucedieron en la ciudad de Atlanta en junio de 2014 y tras una detallada investigación y un largo juicio, el tribunal de justicia falló contra el padre del menor.

 

 

Según la defensa de Harris, el acusado argumentó que todo fue un accidente y que se olvidó de dejar a su hijo en la guardería.

 

 

Durante el juicio que duró cinco semanas, los fiscales demostraron que mientras el bebé moría dentro del auto, Harris conversaba por mensajes de texto sobre temas de contenido sexual con varias mujeres, donde algunas de ellas son menores de edad.

 

 

Los fiscales del caso aseguraron que el acusado dejó morir a Cooper en un intento por deshacerse de su responsabilidad como padre mientras seguía manteniendo relaciones sexuales con prostitutas y mujeres que conocía en internet

 

 

La magistrada de la Corte Suprema del condado y juez del caso, Cobb Mary Staley Clark le impuso la cadena perpetua y 32 años entre rejas adicionales por otros crímenes.