Concejo reacciona ante destitución de Asprilla

Luego de que la Procuraduría General de la Nación promulgara la inhabilidad por 12 años para ejercer cargos públicos al secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, varios concejales de la capital se han pronunciado por la decisión y sentaron su posición respecto a la sanción proferida por el Ministerio Público.

Los cabildantes tienen posiciones divididas, mientras algunos aseveran que es un golpe contundente para la administración del alcalde Gustavo Petro, otros se enfocan más en lo estancado que se encuentra el gobierno distrital.

 

Darío Fernando Cepeda,  presidente del Concejo de Bogotá, señaló: “es una oportunidad para que el alcalde Petro haga una reestructuración en su gabinete y logre un nuevo rumbo a partir del próximo año”.

 

El presidente también agregó que esta decisión evidencia la inestabilidad del gabinete del actual alcalde de Bogotá. “El gobierno del alcalde Petro no avanza y es un gabinete que ha sido inestable en carteras de Gobierno. Recordemos que el primer secretario fue Antonio Navarro, quien tuvo un problema personal y se retiró, luego llega el doctor Asprilla y ahora es destituido”, señalo Cepeda.

 

Por su parte, el concejal Orlando Parada afirmó que la salida del “alfil de Gustavo Petro” es un golpe contundente. “Su fortaleza era su radicalismo para defender el Plan de Desarrollo del gobierno y su debilidad, la pésima relación con el Concejo donde el alcalde necesita pasar proyectos como el cupo de endeudamiento y los impuestos”.

 

La concejal Liberal María Victoria Vargas también dio su punto de vista sobre la sanción al Secretario del Gobierno Distrital: “desde el punto de vista de la persona, lamento la sanción; pero desde el punto de vista del servicio público es un claro mensaje sobre la necesidad de cumplir la constitución y la ley. Nadie puede estar por encima de ellas, cualquiera que sea su condición”.

 

La inhabilidad del “Alfil de Petro”, nace de una denuncia contra del Distrito que Asprilla presentó a nombre de 10 familias que habitaban cerca del relleno Doña Juana por un desastre ambiental.